EFESevilla

La líder andaluza de Anticapitalistas y parlamentaria no adscrita, Teresa Rodríguez, ha confirmado este lunes que su partido y el resto de formaciones que han impulsado el proceso 'Andalucía no se rinde' no renuncian al proyecto Adelante Andalucía, fracturado tras la expulsión nueve diputados del grupo.

Así lo ha confirmado la dirigente gaditana en una entrevista en Canal Sur TV, donde ha asegurado: "No renunciamos al proyecto de Adelante Andalucía que sigue, está en disputa y tiene legítimamente que continuar con nuevas incorporaciones".

Después de su salida de Podemos y de la ruptura de Adelante Andalucía, Teresa Rodríguez ha impulsado un proceso constituyente de una nueva organización política, junto a partidos como Anticapitalistas, Izquierda Andalucista o Primavera Andaluza y movimientos sociales como Defender Andalucía.

Se trata de un proyecto de carácter soberanista andaluz, con la ecología y la igualdad como banderas, un proyecto del que ha dicho que "existe en Andalucía espacio para una fuerza andalucista".

"El proyecto es reivindicar en el ámbito estatal como han hecho catalanes, vascos, gallegos, valencianos y canarios. Tenemos que poner encima de la mesa las legítimas demandas de la comunidad en los presupuestos estatales y no depender de las consignas de los partidos en Madrid", ha esgrimido.

Rodríguez ha lamentado que la comunidad siga protagonizando las cifras "más duras de desempleo, de recortes y falta de inversión pública por habitantes", por lo que ha insistido en que "existe ese espacio" para el andalucismo que "vamos a seguir construyendo en positivo".

"Es fundamental salir de la dependencia estructural de Andalucía y reivindicar la defensa de sus intereses en Madrid y en Europa", ha apostillado.

Teresa Rodríguez ha sostenido que lo que "menos le preocupa son las batallitas" en Adelante Andalucía, si bien ha recordado que en la crisis interna lo que ha ocurrido es que la "minoría ha expulsado a la mayoría".

Preguntada por la escasa representación que le otorgan las distintas encuestas, ha indicado que la determinación de los partidos que impulsan el proceso es construir un espacio andalucista vinculado a las izquierdas y los derechos sociales y que "no va a estar condicionado" por los sondeos de opinión.

"Se trata de una iniciativa para poner a Andalucía en el centro, de un espacio necesario, más cuando campa a sus anchas la extrema derecha. El andalucismo es una identidad refugio frente a la extrema derecha y la dependencia estructural de la comunidad", ha argumentado.

Interpelada por los dos años del Gobierno de PP y Ciudadanos en la Junta, Rodríguez ha opinado que han sido "duros y negros" por la pandemia y por la "absoluta ruina económica y la debilidad del modelo productivo andaluz".