EFEMálaga

El coordinador general de IU en Andalucía, Toni Valero, ha augurado este viernes que los presupuestos de la comunidad andaluza para 2020 generarán un "agujero fiscal" que el Ejecutivo va a "mitigar" con la externalización de servicios públicos y la venta de patrimonio.

Valero, que ha asistido en Málaga a un foro de alcaldes y concejales de IU, ha manifestado en rueda de prensa que espera que el presupuesto "redunde en la injusticia fiscal", que implica "detraer ingresos de las capas más adineradas", y ha pronosticado que generará un "agujero fiscal" que van a pagar las "capas populares".

Ha asegurado que este "agujero" se va a resolver por parte del Ejecutivo con la externalización de servicios y la venta de patrimonio, al tiempo que se verán "condicionantes" de Vox para echarse "las manos a la cabeza".

Ante unos presupuestos que van "en una línea errónea", Valero propone un "necesario blindaje" de los servicios públicos, para lo que ha reclamado que se invierta un 5 por ciento del PIB en educación, un 3 por ciento en dependencia y un 7 por ciento en sanidad.

Ha argumentado que eso supondría blindar los servicios públicos, "máxime ante una más que probable recesión económica", y ha añadido que en ese escenario se necesitarán medidas "anticíclicas": fundamentalmente mayor inversión pública en infraestructuras y servicios para crear empleo.

Asimismo, ha demandado un plan de contingencia frente a un posible "brexit" sin acuerdo, así como ante los aranceles "abusivos" que plantea Estados Unidos.

En cuanto a la salida del Reino Unido de la UE, ha considerado que la "foto" del presidente de la Junta, Juanma Moreno, en Bruselas tiene que venir acompañada de "medidas concretas" que se materialicen en partidas presupuestarias, lo que va a permitir " ver ahora negro sobre blanco si era cierto o si era ruido y alaraca", ha referido.

Además de los aranceles, hay otros problemas que afectan al sector primario que "no tienen nada que ver", entre los que ha citado la venta a pérdida, por lo que ha pedido que no se utilicen los aranceles como "pantalla" para que no se vea la "incompetencia" del Gobierno con este sector.