EFEMálaga

El coordinador regional de IU y portavoz de Unidas Podemos por Andalucía, Toni Valero, ha afirmado este martes que la comunidad autónoma "tiene instrumentos legales para afrontar el control de la pandemia" una vez que decaiga el estado de alarma.

Valero ha señalado que es "lamentable" que el presidente de la Junta, Juanma Moreno, "tenga la obsesión de confrontar con el Gobierno central, en este caso con el estado de alarma".

Ha explicado que el decreto del estado de alarma tiene fundamentalmente "tres elementos, el toque de queda nocturno, el cierre perimetral de las comunidades autónomas y la reducción del aforo en bares a seis personas", y "salvo en las dos primeras cuestiones, las comunidades autónomas sí tienen capacidad para regular el aforo en la hostelería".

Según el dirigente de IU, las críticas de Moreno "se suman a sus contradicciones recurrentes", porque "hace menos de un año pedía la caída del estado de alarma y el PP votaba en contra del estado de alarma".

Ha añadido que, en mayo del 2020, Moreno reclamaba "medidas no tan drásticas como el estado de alarma, y recordaba que las comunidades autónomas tenían instrumentos legales para controlar la pandemia".

El coordinador andaluz de IU ha acusado a Moreno de dar "bandazo tras bandazo" y de sentirse "muy cómodo confrontando con el Gobierno central", algo que "no es provechoso para el control de la pandemia".

Ha resaltado que "la oposición al Gobierno central se hace en el Congreso de los Diputados por los partidos de la oposición, y no son los gobiernos autonómicos los que están llamados a la confrontación, sino a la colaboración, máxime en una situación delicada de desescalada para dejar la pandemia atrás lo más pronto posible".

Por otra parte, ha criticado el "profundo desprecio" de la Junta hacia el personal sanitario por negarse a pagar el complemento de productividad "a quienes se han jugado la vida en la pandemia, han sufrido las instrucciones erráticas de la Consejería o se les ha dado material sanitario caducado".

Valero ha asegurado que el pago de ese complemento supondría "15 o 20 millones de euros", mientras que "la reforma fiscal que exonera de la tributación a las grandes fortunas supondrá 329 millones de euros".

Ha recordado que el consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, anunció hace un año "una paga extraordinaria a los sanitarios que nunca se pagó, y se refería a este complemento de productividad que les corresponde legítimamente".