Sevilla, 16 ago (EFE) El diputado de Vox y presidente de la Comisión de Recuperación, Manuel Gavira, ha pedido al gobierno andaluz que "no permita que la hostelería y el ocio nocturno andaluz caigan en bancarrota" ante las nuevas restricciones aprobadas en toda España para frenar el avance del COVID-19.

En un comunicado Manuel Gavira ha denunciado la indefensión del sector de la hostelería y el ocio nocturno ante las nuevas restricciones y ha sostenido que "no se puede clausurar un sector que ya acumula pérdidas tras meses de cierres por el confinamiento sin elaborar un plan de rescate".

Por ello, ha pedido al PP y Ciudadanos y también a todos los grupos políticos con representación en el Parlamento que "aúnen esfuerzos para salvar a un sector que contribuye con un 15% al PIB de nuestra región".

Además, el diputado de Vox le ha trasladado su apoyo al colectivo en un encuentro telefónico este domingo "para ponerse a su disposición y elevar ante el Parlamento y la Comisión cuantas iniciativas sean necesarias para evitar lo que puede ser la extinción de miles de negocios y la destrucción de cientos de miles de puestos de trabajo en Andalucía".

Manuel Gavira ha lamentado también la "indefinición del gobierno de Moreno Bonilla y la opacidad con los autónomos y empresarios del sector que en muchas ocasiones se enteran por los medios de comunicación de las normas que les afectan sin que nadie haya consensuado medida alguna con ellos".

De hecho, los representantes del sector han trasladado a Gavira que "tienen la sensación que tanto el Gobierno como la Junta de Andalucía están improvisando y no están coordinados cuando está en juego el futuro de un grupo de empresarios sino el de todo un país".

Asimismo, Gavira ha apoyado la petición de la patronal de hostelería andaluza Horeca de mantener una reunión urgente con el ejecutivo andaluz para "crear una hoja de ruta que evite una masacre en el sector hostelero".

El Ministerio y las comunidades acordaron el pasado viernes nuevas restricciones al ocio nocturno y la prohibición de fumar en la vía pública o espacios al aire libre cuando no se pueda garantizar una distancia interpersonal de dos metros, entre otras medidas que afectan a siete ámbitos: el ocio nocturno, la hostelería, los centros sociosanitarios, los eventos multitudinarios, los cribados específicos y el consumo de alcohol y tabaco.

Las comunidades autónomas tienen que publicar esta semana dichas normas en sus boletines oficiales para su entrada en vigor.