EFESevilla

El portavoz de Vox en Andalucía, Alejandro Hernández, ha pedido al consejero de Salud, Jesús Aguirre, que se haga un esfuerzo para "no confundir a la población" y le ha pedido que no lance informaciones contradictorias y "mensajes equívocos", ya que se deben dar "instrucciones y normas que sean cumplidas".

Ha calificado como "un episodio un poco chusco" la explicación que dio el consejero en la rueda de prensa para informar de la recomendación de limitar las reuniones familiares a seis personas y ha indicado que "es poco didáctico hablar en materia sanitaria de recomendaciones".

"Debe ir más allá y dar instrucciones y normas que sean cumplidas. Se debe dar una información transparente, apelar a la responsabilidad y no lanzar mensajes equívocos", ha indicado.

Hernández ha lamentado que haya "una cierta contradicción" entre lo que se pide y lo que se hace y ha criticado que el Consejo Asesor de Alertas "derive" la toma de decisiones a los comités de seguimiento provinciales, lo que considera "una manera de escurrir esa responsabilidad que tiene que ser competencia de la Consejería".

Ha manifestado que si se pide al Ministerio de Sanidad que asuma sus responsabilidades, "la Junta de Andalucía debe ejercer las suyas de manera indubitada" y no trasladarlas al nivel provincial o local.

Por otra parte, Hernández ha criticado la "autopromoción" del Gobierno andaluz con planes que cree que recuerdan al Ejecutivo central "con aquello de saldremos más fuertes" y le ha emplazado a dejar "el tono propagandístico, el autobombo y la autocomplacencia".

"Volvemos a pedir al Gobierno de la Junta que se ponga el mono de trabajo y deje los focos y cámaras y se ponga a trabajar en medidas que ayuden a Andalucía a salir de la crisis", ha agregado.

El portavoz de Vox ha recordado al Gobierno andaluz que hay un dictamen de la comisión de recuperación con 500 propuestas, que debería ser "la herramienta principal" para salir de la crisis.

En cuanto a la decisión del Gobierno de suspender los límites fiscales y de gasto, ha abogado por verlo "con mucha prevención" y ha dicho que su formación es partidaria de que, antes de hablar de endeudamiento, se supriman los gastos "innecesarios o secundarios".