EFESevilla

Vox ha advertido este viernes de que si no se dan los pasos necesarios para la implantación del permiso parental en Andalucía será "difícil" que apoyen las iniciativas del Gobierno autonómico de PP y Cs, como ha hecho habitualmente.

El portavoz parlamentario de Vox, Alejandro Hernández, ha mostrado su confianza en que en las próximas semanas "se den pasos" para su implantación y ha avisado de que lo acordado con el Ejecutivo "no es susceptible de interpretación".

Ha indicado que el acuerdo presupuestario que se cerró tiene una dirección "clara e incontestable" sobre esta materia.

En el acuerdo de PP, Cs y Vox se recoge "el impulso a la igualdad de oportunidades en el sistema educativo que permita a las familias educar a sus hijos en libertad, sin imposiciones de ningún tipo, mediante el establecimiento de una autorización expresa de las familias para la participación de sus hijos en actividades complementarias, en base a los preceptos de la Constitución".

Por otra parte, ha admitido que el tuit que publicó sobre Canal Sur, donde dijo que hay periodistas que descalifican a Vox pero "acuden como perrillos para servir de altavoz de quien fuera dueño del pesebre", pudo ser "quizás no muy afortunado" y ha pedido disculpas a quien se haya sentido "molesto".

Sin embargo, ha dicho que sólo pueden "sonreír" por la "rasgada de vestiduras" que se está produciendo, ya que entiende que "todos sabemos que hablar de neutralidad informativa" en Canal Sur históricamente "mueve a la sonrisa".

Ha insistido en que utilizar el término "ultraderecha" para referirse a Vox "ofende" a 800.000 andaluces que votaron a este partido, ya que entiende que lo que se busca es situarlos "fuera de la legitimidad democrática" mientras en Canal Sur por ejemplo se habla de los CDR o de Bildu siendo "extremadamente cuidadosos", según Hernández.