EFESevilla

El consejero de Salud, Jesús Aguirre, ha explicado que este año la incidencia del virus de la gripe y de otras infecciones respiratorias será mayor al año pasado, cuando apenas hubo por las medidas higiénicosanitarias, por lo que el uso de la mascarilla va a estar "muy recomendado" hasta primavera.

Aguirre, que ha participado en una acto en el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, ha apostado así por mantener la mascarilla durante todo el invierno a pesar de la bajada de la incidencia del coronavirus, pero ante otras infecciones víricas estacionales.

Además, ha dicho que prevén que la tasa de incidencia acumulada por coronavirus bajará a final de noviembre cuando se empiece la vacunación de los niños de 6 a 11 años, ya que es la franja donde más positivos hay actualmente.

La edad que más incidencia acumulada tiene actualmente es de 0 a 14 años, que es la que no está vacunada y la que está "lastrando" al resto de la comunidad en ese baremo, según el consejero.

Las residencias son "muy seguras", ya que el 99,6 por ciento están "libres de covid" y sólo hay diez positivos en cuatro de los 1.107 centros sociosanitarios.

Aguirre ha explicado que están atentos a la tendencia al alza en países como el Reino Unido, Rusia o Rumanía, aunque los niveles de vacunación son menores y mientras no haya una cepa que mute y no sea sensible a la vacuna están "relativamente tranquilos", aunque habrá "pequeñas subidas y bajadas" en la incidencia acumulada.

Ha informado de que se está secuenciando a todos los pacientes que ingresan contagiados para tipificar la cepa y ver si es nueva, aunque tienen la tranquilidad de una tasa de 30 casos.