EFESevilla

El Consejo de Gobierno andaluz ha aprobado este martes un régimen sancionador para quienes incumplan las medidas sanitarias implementadas para combatir la covid-19, con multas que irán desde los 100 a los 600.000 euros en función de si la falta se considera leve, grave o muy grave.

Como sanciones muy graves, entre 60.001 y 600.000 euros, se considerarán las que supongan un riesgo de contagio de más de cien personas, como puede ser por ejemplo incumplir el límite de aforo en establecimientos, celebrar fiestas o reuniones prohibidas con aglomeraciones, o suministrar documentación falsa a las autoridades.

Las sanciones graves serán de entre 3.001 y 60.000 euros, si suponen riesgo para entre 15 y 100 personas, por ejemplo por resistirse a colaborar con los agentes de la autoridad, incumplir el aislamiento impuesto o por abrir locales y actividades que hayan sido prohibidas.

Entre las leves, de entre 100 a 3.000 euros por poner en riesgo hasta a 15 personas, se considerarán no llevar mascarilla o usarla inadecuadamente (con la cuantía mínima).

También tendrán sanciones leves los establecimientos que no informen a los clientes sobre el horario, aforo, distancia social o el uso de mascarilla, y el incumplimiento de la distancia de seguridad interpersonal entre personas no convivientes.

A ellas se une, entre otras, el incumplimiento de la medida cautelar de cuarentena acordada por la autoridad sanitaria competente en personas que no hayan dado positivo en covid-19 pero que sean contactos directos de un enfermo confirmado.

El portavoz del Ejecutivo y consejero de la Presidencia, Elías Bendodo, ha advertido en rueda de prensa de que van a ser "muy tajantes" para que este régimen sancionador se cumpla "a rajatabla".

Bendodo, que también es consejero de Interior, ha informado de que esta mañana ha hablado con la delegada del Gobierno en Andalucía, Sandra García, para pedir la colaboración de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado para implementar estas sanciones, algo que también pide la Junta a las policías locales.

El régimen sancionador no excluye la responsabilidad civil, penal o de otro orden que, en su caso, pudiera exigirse, por lo que cuando se aprecie que una infracción pueda suponer delito o falta, se dará traslado inmediato de la denuncia al Ministerio Fiscal y se suspenderá la tramitación de la sanción mientras se resuelve.

Las actividades inspectoras y de control sobre el cumplimiento del régimen sancionador serán efectuadas por cualquier agente de la autoridad y personal funcionario debidamente acreditado de la Administración de la Junta de Andalucía o de las entidades locales Bendodo ha señalado que "no todo el mundo es responsable" por lo que "ante la falta de irresponsabilidad sólo quedan la ley y las sanciones", ya que pueden costar "la vida" el empleo y la economía.

Ha pedido responsabilidad a los andaluces porque quienes no lo sean "tendrán que atenerse a este régimen sancionador" y ha dirigido el mensaje especialmente a los jóvenes, ya que en torno al 70 por ciento de los nuevos positivos tienen entre 20 y 51 años.

Sobre el ocio nocturno, ha recordado que la semana pasada ya se decidió "no dar el cerrojazo sino restringirlo" y ha alabado el papel de los empresarios "que han acatado a rajatabla" las medidas que aprobó el Ejecutivo en su anterior reunión.

Ha avisado de que las multas para quien no cumpla las normas en el ocio nocturno pueden alcanzar los 600.000 euros.

En cuanto a una discoteca de Marbella afectada por un brote, ha explicado que se ha cerrado y sobre un bar de playa en Torremolinos donde un DJ escupió alcohol a los asistentes ha recordado que estará 15 días cerrado y que la Junta ya ha iniciado las gestiones para investigar la fiesta, algo que también hace la Policía Local y la Policía Adscrita.

El DJ que protagoniza el vídeo difundido en las redes sociales presta este martes declaración, ha añadido.