EFESevilla

El consejero andaluz de Hacienda, Juan Bravo, ha defendido este lunes la cogobernanza y ha reclamado que el Gobierno de la nación permita a las comunidades autónomas decidir el destino de los fondos europeos que recibirán tras el reparto territorial.

Con motivo de la reunión de la Conferencia Sectorial del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia para abordar el reparto territorial de los fondos europeos que recibirá España este año, Bravo ha asegurado en una entrevista en la Cadena Ser que Andalucía afronta este encuentro "con mucha expectativa", porque hasta ahora sólo se había abordado el reglamento de funcionamiento de la Conferencia Sectorial.

En su opinión, la cogobernanza es necesaria para "conseguir que ese dinero llegue de la mejor manera posible a las empresas y a las administraciones para generar ese cambio necesario".

"Es muy importante escucharnos todos y, en la práctica, no se está haciendo de la mejor manera posible", ha lamentado.

Según Bravo, lo importante "no es tanto que llegue o no el dinero puesto que llega de Europa y, evidentemente, hay un compromiso adquirido por Europa, sino cómo lo vamos a ejecutar, cómo lo vamos a invertir, y en ese camino es donde tenemos dificultades porque hay medidas que se están adoptando que en la práctica no lleven, posiblemente, a una buena realidad de transformación".

Ha advertido además de que las comunidades autónomas actúan en algunos casos como "meros gestores de la administración" en la ejecución de los fondos y eso requiere de personal, pero "tampoco sabemos si podemos o no contratar para llevar a cabo ese sobretrabajo que se va a producir".

Sobre el anuncio del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de que este año se distribuirán 10.500 millones de euros a las autonomías, es decir, un 55,5 % de los 19.036 millones que España recibirá de la Comisión Europea en 2021 y un 43 % de los 24.197 millones presupuestados este año, ha asegurado que lo importante es garantizar "el 55 por ciento de la cogobernanza, sentarnos de verdad para decidir entre todos cuál es la mejor manera de utilizar esos recursos".

Y eso, en la práctica, no se está haciendo, se ha quejado antes de advertir de que "ahí es donde corremos realmente el riesgo".

Por ello, ha insistido en reclamar mayor capacidad de decisión de las autonomías porque "hay algunas medidas que pueden generar actividad económica en cuanto se produzca la inversión, pero también gasto consolidado en el futuro y eso puede producir graves problemas".

Ha puesto como ejemplo la propuesta de que los recursos que se destinen a la educación de 0 a 3 años se utilicen sólo para las escuelas públicas, lo que "va a generar un gasto consolidado y nos está limitando la capacidad de las comunidades".

"Si se nos escucha a todos sería más fácil decidir hacia donde vamos y dónde queremos llegar", ha remachado.

Asimismo, se ha quejado de que "ha pasado una gran parte del año y prácticamente se ha quedado en blanco", tras lo que ha vuelto a exigir que no se utilice a las comunidades autónomas como "meros gestores administrativos de las decisiones que toma el gobierno".

"Este país no se entiende sin las decisiones del Estado, las comunidades autónomas, las diputaciones y los ayuntamientos, todos deberíamos estar ahí", ha reclamado.

Respecto al destino de esos fondos en Andalucía, ha indicado que previamente habría que analizar entre todos cuáles son los sectores estratégicos más importantes, que en el caso de esta región ha situado en los ámbitos de la transformación digital, la I+D+i, la la inteligencia artificial y la ciberseguridad, entre otros.

"Tiene que ir muy orientado a las oportunidades de empleo y, sobre todo, al desarrollo de actividad económica", ha señalado.

En cuanto al criterio de reparto de los fondos por población, según el cual a Andalucía le corresponderán unos 2.000 millones en la primera entrega, ha puntualizado que la UE le dio a España 2,7 veces más de lo que le hubiera correspondido por población.

"Cuando a España se le da más que a Alemania es porque lo que se busca es acercar las economías mediante una inyección económica para intentar que crezcamos más rápido", ha sostenido, tras lo que ha argumentado que "si Andalucía tiene una situación peor después de tantos años, parece que debería recibir más recursos".

No obstante, ha dicho que "no todo es gastar más, sino invertir mejor", de modo que "la solución no es si a Andalucía le dan 500 millones de euros más o menos".

"Reclamamos lo que le corresponde a Andalucía, pero sobre todo las oportunidades para Andalucía, y eso se hace más hablando, construyendo, que repartiendo solamente recursos", ha zanjado.