EFEGranada

La tasa de incidencia de la covid-19 en Andalucía ha subido casi cinco puntos y se ha situado en 99,5 por cada cien mil habitantes, una cifra que contrasta con el descenso de la presión asistencial, con diez hospitalizados menos pese a los nuevos 883 positivos.

El consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, ha actualizado los datos de incidencia de la covid durante un acto en Granada en el que ha destacado un descenso en diez puntos de la presión asistencial pese a que la incidencia se ha incrementado hasta los 99,5 casos, "a punto de subir por encima de cien".

Aguirre ha recalcado que la disparidad de las cifras, con la subida de la incidencia y la bajada de la presión asistencial, responde a que ha aumentado el número de positivos entre personas con la pauta de vacunas completa, lo que hace que su evolución clínica no sea tan malévola y la recuperación se agilice.

Los hospitales andaluces tienen este lunes diez hospitalizados menos, con 255 camas destinadas a enfermos covid, aunque ha aumentado la ocupación en UCI.

Después de un fin de semana con un fallecido, los registros del coronavirus sumarán este lunes 883 nuevos positivos sin ninguna víctima mortal.

Aguirre ha detallado además que la incidencia acumulada más alta se da en la población de entre 30 y 45 años y entre los niños de hasta 14.

Ha relativizado además que la tasa de incidencia roce los 100 positivos por cada 100.000 habitantes y ha recordado que, el pasado febrero, esa cifra era de 780 sin que eso provocara colapsos ni disfunciones en el sistema sanitario.

El consejero de Salud ha apuntado además que las cifras de Andalucía responden al alto grado de vacunación, un 91,6 %, y ha destacado que a mediados de esta semana se abrirá la agenda para que las personas de entre 60 y 65 años pidan cita para la tercera dosis.

También se vacunará a los menores, previsiblemente a mediados de diciembre, fecha en la que se esperan unas 200.000 dosis de la vacunas individualizadas.