efeAlgeciras (Cádiz)

La Guardia Civil, en el marco de la Operación Baptist, ha desarticulado una importante organización criminal dedicada al tráfico de drogas y al blanqueo de capitales procedente del narcotráfico, en la que se han intervenido 2.200 kilos de hachís y se ha detenido a 29 personas en las localidades de Huelva, Algeciras, Ceuta y Málaga.

Según ha informado el Instituto Armado en un comunicado, la operación se inició el pasado mes de marzo, al detectarse una organización criminal asentada en Huelva, con vinculaciones con narcotraficantes procedentes del Campo de Gibraltar que, debido a la presión policial, se intentó expandir por las costas andaluzas, aliándose con organizaciones de la zona.

La Guardia Civil estableció un dispositivo de prevención, dando como fruto la intervención de un primer alijo a la organización frente a las costas malagueñas de Manilva, donde se incautaron 420 kilogramos de hachís, recuperando un vehículo sustraído empleado para la carga así como una embarcación semirrígida trimotora.

Tras esta actuación, los narcos trataron de recuperar parte de la infraestructura debilitada por la acción policial, momento en el que tornaron su zona de actuación hacia las costas de Huelva y la desembocadura del río Guadalquivir.

A principios de julio, los agentes detectaron que la organización criminal se encontraba preparando embarcaciones de pequeño tamaño, de tipo recreativas, las cuales poseen la característica de poder pasar inadvertidas con mayor facilidad.

A finales de julio, los agentes consiguieron frustrar un nuevo alijo de 1.800 kilogramos de hachís, deteniendo a todos los tripulantes de la embarcación semirrígida, la cual había recibido el transbordo desde una embarcación semirrígida en alta mar.

Semanas más tarde se intervino una segunda embarcación semirrígida trimotora a la organización en la desembocadura del río Guadalquivir, al sorprender in fraganti a una de sus collas cargando en la narcolancha un total de 79 petacas de gasolina, de 25 litros cada una, arrojando un total de cerca de 2.000 litros.

Paralelamente, tras conocer que la red destinaba una parte importante de las ganancias en la adquisición de grandes cantidades de vehículos de alta gama, se llevó a cabo una investigación patrimonial que concluyó con la intervención de un gran número de los citados vehículos, así como el registro de un concesionario que los investigados se encontraban preparando para proceder a la venta de los citados bienes.

En la fase final de la operación, en la que han intervenido más de 150 agentes y que se ha desarrollado en las localidades de Huelva, Algeciras, Ceuta y Málaga, se ha detenido a 29 personas, efectuando un total de 15 registros e interviniéndose dos embarcaciones semirrígidas, tres embarcaciones recreativas, nueve vehículos recuperados, una treintena de todoterrenos y turismos intervenidos, 14.000 euros en efectivo, así como numeroso material de telecomunicaciones.