EFEAlmería

La tercera sesión de la vista oral contra Ana Julia Quezada, autora confesa de la muerte del niño Gabriel Cruz, ha dado comienzo este miércoles, jornada en la que declararán siete personas, entre ellas un exmarido de la acusada, padre de su hija Judith, que testificó ayer por videoconferencia.

Para hoy está previsto que declare este hombre, residente en Burgos, un hermano de Ángel Cruz, padre de Gabriel y expareja de Quezada, un policía local de Níjar (Almería) que también pertenece al entorno familiar del 'Pescaíto' y cuatro guardias civiles.

Tanto el exmarido como, al menos, uno de los agentes de la Guardia Civil, destinado en Burgos, declararán por videoconferencia.

El orden de las declaraciones ha sido modificado para que intervenga en primer lugar un capitán de la Guardia Civil que ha acudido en silla de ruedas.

Según explicó anoche en un comunicado el abogado de la familia de Gabriel, Francisco Torres, los cuatro guardias civiles fueron "fundamentalmente instructores y secretarios de los diversos atestados que se produjeron durante la investigación".

El letrado también destacó que Patricia Ramírez, la madre del pequeño, mostró ayer "una entereza excepcional", que el progenitor estuvo "muy firme en lo que decía", y que la abuela y la prima declararon "en la línea de lo expresado en el proceso de instrucción".

"En toda caso y como quiera que estas declaraciones han sido en puerta cerrada, pues no toca explicar ningún otro detalle de sus declaraciones dado que nosotros mismos fuimos quienes la solicitamos", precisó.

Ana Julia Quezada, reconoció este martes en su primera declaración que dio muerte al niño, y manifestó durante el juicio que sólo respondería a las preguntas del ministerio fiscal y de su propio letrado. "Sí", dijo Quezada, cuando fue preguntada si acabó con la vida del menor de 8 años.

Llorando al inicio de su interrogatorio, la acusada por delitos de asesinato y lesiones psíquicas a los padres, afirmó que se ve "inocente", ratificando su relato previo por el que sostuvo que mató a Gabriel de forma accidental.