EFEMálaga

La magistrada del Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 2 de Málaga ha decretado este jueves el ingreso en prisión provisional comunicada y sin fianza para el hombre detenido por supuestamente matar a su pareja en Rincón de la Victoria (Málaga) y, posteriormente quemar su cadáver en e municipio de Nerja.

El investigado, de 53 años, ha pasado este mañana a disposición judicial por un presunto delito de homicidio y durante su declaración ha reconocido los hechos ante la jueza, según han informado fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía.

El crimen supuestamente fue cometido el pasado lunes en la vivienda en la que convivían desde hacía unos tres meses y aunque no constan denuncias previas por violencia machista, la noche antes del suceso la Policía Local les paró por las calle en las proximidades de la vivienda.

Sobre las dos de la madrugada los agentes iban a cerrar el Parque Huerta Julián y como no suele haber personas por la zona a esa hora, después se dieron una vuelta por si los volvían a ver, momento en el que observaron que él le ponía el brazo en la cintura a ella y ésta se lo retiraba.

Por ello, los agentes se dirigieron hacia ellos y les preguntaron si había algún problema, ante lo que explicaron que habían discutido y por eso ella no quería que le cogiera por la cintura.

Siguiendo el protocolo ante un posible caso machista, los policías se entrevistaron con ambos por separado para comprobar que no se había producido una agresión física o verbal, que ella negó, y también verificaron en un examen visual que no tenía signos de violencia, según las fuentes.

El crimen supuestamente se produjo el lunes por la tarde, cuando el 112 recibió el aviso de un ciudadano que había visto en el garaje de un edificio de Rincón de la Victoria a una mujer en el suelo y a un hombre que la metía en el maletero de un coche.

Posteriormente, los servicios de emergencia recibieron un nuevo aviso en el que se comunicaba el hallazgo de un cadáver en las proximidades de un carril de la pedanía de Maro, en la localidad malagueña de Nerja, donde los investigadores hallaron a una mujer con quemaduras, según fuentes de la investigación.

La Guardia Civil examinó las imágenes de las cámaras de seguridad del garaje de la vivienda y localizó al propietario del vehículo, que reconoció que la fallecida era su pareja sentimental, por lo que fue detenido como presunto autor de los hechos.