EFESevilla

El 87 % de las familias andaluzas han aceptado la donación de órganos en 2020,una cifra similar a la de años anteriores, y fue especialmente alta en las provincias de Huelva y Málaga, con un 93% y 91% de aceptación respectivamente.

La Consejería de Salud y Familias quiere agradecer, aprovechando la celebración del Día Nacional del Trasplante que se celebra hoy, la colaboración de las asociaciones de pacientes trasplantados y la solidaridad de las familias.

La comunidad autónoma ha mantenido una tasa interanual de donación de órganos en 37,9 donantes por millón de población, por encima de la media nacional que se sitúa en 37,4.

Según la Consejería, gracias a las medidas puestas en marcha y al gran esfuerzo colectivo en una difícil situación provocada por la pandemia de coronavirus, en el año 2020 se registraron 321 donantes de órganos, de los que 205 fueron también donantes de tejidos, a los que hay que sumar 90 donantes exclusivamente de tejidos.

La donación en asistolia ha registrado 92 donantes, representando el 29 % de los donantes de órganos.

Andalucía registró el año pasado 684 trasplantes de órganos, de los que 417 fueron trasplantes de riñón, 171 de hígado, 49 de pulmón, 32 de corazón y 15 de páncreas.

Estas cifras muestran un aumento de actividad en modalidades de trasplantes vitales, como son el trasplante cardíaco y pulmonar, lo que resulta muy loable teniendo en cuenta que el equipo de trasplante de pulmón ha tenido que compatibilizar esta actividad con las tareas de asistencia en primera línea de pacientes con la covid-19, señala la Consejería.

La disminución global de la actividad de trasplantes comparado con años anteriores, se ha debido, especialmente, al descenso en la actividad de trasplante renal, si bien se mantuvo la actividad de trasplante de pacientes con mayores dificultades para encontrar donante idóneo, como los pacientes renales hiperinmunizados o los pacientes pediátricos.

También se realizó un importante esfuerzo para continuar con el programa de trasplante renal cruzado, un programa con especiales requerimientos logísticos que se ha mantenido a pesar de la difícil situación vivida por el sistema sanitario por la pandemia.

Como consecuencia de todas las medidas puestas en marcha por el sistema sanitario público de Andalucía, la lista de espera para trasplante de órganos se ha visto escasamente influenciada por la situación epidemiológica adversa, incluso se ha reducido en más del 4%, pasando de 508 pacientes (a 31 de diciembre de 2019) a 490 pacientes (a 31 de diciembre de 2020) de forma global para todos los órganos.

Por primera vez, en 2020 se consiguió trasplantar de riñón a todos los niños que estaban en lista de espera.

Además, en el caso del trasplante pulmonar el número de pacientes en lista de espera ha descendido cerca de un 26 %, pasando de 65 a 48.