EFECarmona (Sevilla)

El cadáver de la mujer encontrado anoche en un campo de la localidad sevillana de Carmona no presenta signos de violencia, según fuentes próximas a la investigación, y podría ser “con un altísimo porcentaje”, el de Mercedes Márquez, la anciana de 84 años desaparecida hace once días, ha afirmado el alcalde del municipio, Juan Ávila.

El alcalde ha explicado que el cuerpo no ha sido identificado oficialmente, pero en una primera inspección visual parece coincidir con las características de la mujer desaparecida en Carmona desde el pasado 28 de septiembre.

El lugar donde fue hallado el cuerpo en la tarde de este martes ya había sido inspeccionado poco después de la desaparición, aunque sin ayuda de perros, según las fuentes.

El cuerpo estaba a casi dos kilómetros del casco urbano, en una zona cercana a la carretera que comunica el municipio con el vecino Lora del Río.

La Guardia Civil investiga, entre otras cosas, testimonios de vecinos de la mujer, que indican que caminaba con dificultad, con lo que se intenta dilucidar, de confirmarse su identidad, cómo llegó a una zona tan alejada de su vivienda.

El cuerpo se encontraba en una vaguada cerca de un camino secundario, y fue encontrado por dos personas que volvían a casa en torno a las ocho de la tarde, atraídas por el fuerte olor que se percibía; cuando comprobaron que era el cadáver de una mujer dieron aviso de inmediato a la Guardia Civil.

Inicialmente, presenta indicios de que la muerte se ha podido producir hace varios días.

Pasadas las doce de la noche se produjo el levantamiento del cadáver para su traslado al Instituto de Medicina Legal, mientras que en la zona donde se encontró siguen trabajando este miércoles los especialistas de la Guardia Civil en busca de pruebas.

Se da la circunstancia de que el hijo de Mercedes, de 54 años, desapareció el domingo 29 de septiembre, aunque fue localizado sano y salvo dos días después en su domicilio, después de desplazarse por varias ciudades cerca de Carmona, según explicó la Guardia Civil.