EFESevilla

El exconsejero de Empleo Javier Carnero, el primero de los llamados a declarar este viernes ante la comisión que investiga las presuntas irregularidades en la Faffe, se ha acogido a su derecho a no declarar, al igual que hizo ayer el expresidente de la Junta Manuel Chaves.

Con argumentos parecidos a los esgrimidos por Chaves, el exconsejero de Empleo ha dicho que su comparecencia "no tiene más sentido que poner en el disparadero a altos cargos del Gobierno socialista y utilizar mi presencia por puros intereses electorales".