EFESevilla

El Gobierno andaluz mantendrá su previsión de crecimiento del 2,3 por ciento en la elaboración de las cuentas para el 2020, que se aprueban este viernes, aunque no sabe cómo va a evolucionar el año a causa del "brexit" y los aranceles de EEUU.

El portavoz del Ejecutivo autonómico, Elías Bendodo, ha explicado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno que van a mantener su estrategia de crecimiento, pero estarán muy atentos al impacto de estos dos asuntos en la economía andaluza, ya que "los dos casos no pintan bien".

"En función de lo que se produzca tendremos que actuar", ha añadido Bendodo, quien cree que independientemente de esas dos cuestiones el resto de problemas que surjan se podrían asumir.

Bendodo ha destacado que Andalucía va a ser la primera comunidad española que va a presentar un presupuesto para el 2020, algo que ha subrayado como muestra de estabilidad ante un país que se encamina a la repetición de las elecciones generales.

Ha afirmado que se seguirá en la línea de "blindar la educación, la sanidad y los servicios sociales" y ha manifestado que no van a tolerar que el Gobierno central y el socialismo "que mira de reojo a Andalucía", siga "jugando con el dinero" de sus ciudadanos.

Ha exigido al presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, que cierre ya "un día y una hora" para "devolver" a los andaluces los 1.350 millones de las entregas a cuenta y el IVA.

Bendodo ha reclamado a Sánchez "que se deje de anuncios en mítines" y que se dedique a gobernar.

También ha criticado que la ministra de Hacienda en funciones, María Jesús Montero, quiera obligar ahora a Andalucía a un plan de ajuste por el déficit de 813 millones en el 2018 "que ella generó" cuando era consejera del departamento en la Junta.

"Quiere que nosotros asumamos su incapacidad, su ineptitud, su mala gestión y dejadez", ha denunciado.