EFEJaén

El papa Francisco ha nombrado obispo de Jaén a Sebastián Chico Martínez, hasta ahora obispo auxiliar de Cartagena, en sustitución de Amadeo Rodríguez Magro, en el cargo desde 2016.

El nombramiento, según ha explicado la Conferencia Episcopal en un comunicado, se ha hecho público a las 12.00 horas de este lunes, y así lo ha comunicado la Nunciatura Apostólica en España a la Conferencia Episcopal Española.

Sebastián Chico Martínez nació en Cehegín (Murcia) el 12 de mayo de 1968, realizó los estudios de Ingeniería Técnica Industrial en la Universidad Politécnica de Cartagena y fue ordenado sacerdote el 7 de julio de 2001.

Su ministerio sacerdotal lo ha desarrollado en la diócesis de Cartagena, donde ha ocupado distintos cargos de coadjutor y párroco en distintas parroquias de Cartagena.

Asimismo, ha sido arcipreste de Cartagena-Este (2007-2010); párroco de Nuestra Señora del Rosario en Santomera y vicario episcopal de la zona suburbana II de Murcia (2010-2011); miembro de la Comisión de actividades de Pastoral Juvenil (2010) y del Consejo Presbiteral (2011-2015).

En el momento de su nombramiento episcopal era rector del seminario mayor San Fulgencio y del seminario menor San José, en la diócesis de Cartagena, cargo que ocupaba desde el año 2011; y desde 2016 era canónigo numerario de la catedral y miembro del colegio de consultores.

En febrero de 2019 se hizo público su nombramiento como obispo auxiliar de Cartagena, recibiendo la ordenación episcopal el 11 de mayo de 2019 en la Catedral de Murcia.

Sebastián Chico es también miembro de la Comisión Episcopal para el Clero y Seminarios desde marzo de 2020 y fue miembro de la Comisión Episcopal de Seminarios y Universidades desde noviembre de 2019.

El hasta ahora obispo de Jaén, Amadeo Rodríguez, presentó el 11 de marzo su carta de renuncia ante la Santa Sede, al llegar a la edad reglamentaria de jubilación, al cumplir al día siguiente 75 años.

Amadeo Rodríguez ha pedido que "acojan con afecto y, sobre todo, con sentido eclesial" al nuevo pastor, del que ha dicho que "es un obispo joven, tiene 53 años, y, por tanto, no tiene una fecha cercana de jubilación, cosa que no me sucedió a mí, que vine con 70 años".