EFESevilla

El Parlamento andaluz ha aprobado hoy una moción de Vox de apoyo a la familia y de fomento de la natalidad, pero ha rechazado el apartado referido al aborto en el que planteaba "garantizar la calidad de la asistencia en todos los abortorios públicos y privados, evitando cualquier práctica irregular".

La moción ha contado con el apoyo del PP y de Ciudadanos y el voto en contra del PSOE y de Adelante, si bien el punto quince referido al aborto, que se ha votado por separado, ha sido rechazado con los votos del PSOE, de Adelante y de Ciudadanos mientras que el Partido Popular se ha abstenido.

El apartado rechazado planteaba garantizar "la calidad de la asistencia en todos los abortorios públicos y privados, evitando cualquier práctica irregular", una iniciativa a la que PP y Cs han presentado una enmienda conjunta para cambiar la palabra "abortorios" por centros de interrupción del embarazo, que Vox ha rechazado.

También recoge Vox en ese apartado elaborar un plan de prevención para dar a conocer el "drama del aborto, de la misma manera que se ha llevado a cabo con otros problemas sociales", que incluya apoyo emocional, laboral, educativo, médico y económico para promover la continuidad del embarazo y un plan para formar a los profesionales para que puedan ofrecer una alternativa al "drama personal y social que supone el aborto".

En su intervención en el pleno del Parlamento andaluz, el portavoz de Vox, Manuel Gavira, ha reprochado al resto de los partido su falta de interés por las familias y que "se les llene la boca hablando de las mujeres y del reto demográfico" pero no quieran hablar del aborto porque "para la izquierda es incrementar la presión sobre las mujeres".

La socialista Mercedes Blánez ha destacado que el PSOE no va a ayudar a "blanquear su discurso" de "ataque a la libertad de las mujeres" y en contra de "otro tipo de familias", que "no encajan ni en su moción ni en su mente".

Igualmente, la portavoz de Adelante Andalucía, Inmaculada Nieto, ha subrayado que la palabra "abortorio no aparece en el diccionario" y ha destacado que el aborto es un derecho y "nada tiene que ver con la natalidad".

Mónica Moreno, de Ciudadanos, ha afirmado que la moción no recoge la realidad social al dejar fuera a muchos tipos de familias distintas a las tradicionales y ha defendido que hay que trabajar en la prevención del aborto antes que en la prohibición.

En representación del PP, Beatriz Jurado ha expresado su apoyo a la moción "con matices" y ha pedido "no llevarse las manos a la cabeza" por este tipo de iniciativas porque lo importante es "llegar a acuerdos que favorezcan a las familias".

La moción aprobada incluye medidas de apoyo a la natalidad, que van desde el cheque bebé a beneficios fiscales, exenciones en tasas escolares y rebajas en facturas de servicios básicos del hogar para las familias numerosas, así como fomentar un plan de vivienda para esas familias.