EFESevilla

El portavoz del PP en el Parlamento de Andalucía, José Antonio Nieto, ha anunciado este viernes que su grupo presentará una proposición no de ley para reprobar a los expresidentes de la Junta y exconsejeros que se han negado a declarar ante la comisión de investigación de la Faffe.

La iniciativa tiene como objetivo "reprobar la actitud de quienes, especialmente por haber formado parte del Gobierno o por ser todavía diputados de esta Cámara, han despreciado absolutamente el funcionamiento de este Parlamento no presentándose o marchándose de la comisión sin ni siquiera oír a los grupos que representan a la sociedad andaluza", ha explicado Nieto en rueda de prensa.

Ha destacado que el derecho a no responder esgrimido por algunos de los comparecientes "no existe" porque no están incursos en la causa penal que investiga las presuntas irregularidades en la Faffe.

"En qué norma se recoge ese derecho a no responder", se ha preguntado antes de confirmar que el PP ha pedido al presidente de la comisión de investigación, Enrique Moreno (Cs), que informe de si se van a adoptar medidas legales sobre las actuaciones que se han producido en la comisión.

Se ha referido, en concreto, a la posibilidad de que el presidente de la comisión "recabe ya esa información de los letrados".

En caso de que no se adopten medidas, el PP va a estudiar "la vía más adecuada para solicitarlo" y valorará qué actuaciones pueden impulsarse, entre ellas la de poner los hechos en conocimiento de la Fiscalía "por si pudiera derivarse alguna responsabilidad penal", o la de "presentar alguna denuncia para defender los derechos que asisten al Parlamento cuando alguien se salta las normas básicas de funcionamiento".

Porque "si no ocurre nada con lo que pasó ayer y hoy, ¿quién puede obligar a partir de ahora a un consejero a que comparezca en una comisión o a que el presidente de la Junta se someta a las sesiones de control en el Parlamento?, se ha preguntado.

El portavoz popular ha considerado que si el calendario de comparecencias establecido por la comisión "perjudicaba a alguien" podía haber sido recurrido ante el Parlamento o la Junta Electoral por parte del PSOE "y, si le hubieran dado la razón, lo habríamos respetado".

Así, ha señalado que el PSOE "tiene derecho a considerar injusto" la decisión por la comisión respecto a las comparecencias, pero ha insistido en que hay unas normas que se tienen que cumplir.

Sin embargo, según Nieto, el PSOE se ha puesto "al margen de la ley, se ha saltado todas las normas para cumplir su capricho".

"¡Y ya estamos hartos!", ha espetado.