El PSOE se ha hecho con la Alcaldía de Linares, hasta ahora dirigida por Ciudadanos, al prosperar la moción de censura debatida este martes en un pleno extraordinario, con los votos a favor del PSOE, IU y CILU Linares.

La votación se ha producido, ante una gran expectación, en un salón de plenos abarrotado en el que se ha vivido la tensión desde el inicio, a pesar de que el PP y Cs han intentado volver a suspenderla presentando cuestiones previas, como ocurriera en las dos convocatorias anteriores, pero el secretario ha continuado con su celebración hasta la proclamación del nuevo alcalde, el socialista Javier Perales.

El pleno se ha podido celebrar, después de dos intentos fallidos, gracias al auto emitido por el Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 2 de Jaén que levantaba, el pasado 30 de junio, las medidas cautelares que impedían su celebración.

La moción ha contado con los votos favorables de los ocho concejales del PSOE, dos de IU y tres de CILU Linares, y con la oposición de Cs, PP y Linares Primero.

De esta forma, Javier Perales, que ha justificado la moción en la necesidad de conseguir el diálogo perdido, ha sido proclamado alcalde, después de haber sido la lista más votada en las últimas elecciones municipales.

Por su parte, el alcalde saliente, Raúl Caro-Accino, se ha despedido satisfecho por el trabajo bien hecho y ha advertido al PSOE de que llegan sin ningún respaldo y que “la ciudad no les quiere, no me hacen daño a mí sino a Linares”.

El nuevo alcalde se ha comprometido a trabajar por la ciudad y por los linarenses, restablecer los cauces de participación social y acercarse a los ciudadanos.

Asimismo, ha justificado su acceso a la alcaldía a través del mecanismo democrático de la moción de censura que ha triunfado a las “artimañas jurídicas" del PP y de Cs que han ido retrasando la celebración del pleno.