EFESevilla

El PSOE-A volverá a llevar a la Diputación Permanente del Parlamento la petición de un pleno extraordinario ante la "grave situación" del sistema sanitario público andaluz, después de que el pasado 19 de enero fuera rechazado con los votos del PP y Cs y la abstención de Vox.

Lo ha anunciado este martes en conferencia de prensa la portavoz parlamentaria adjunta del PSOE-A, María Márquez, quien ha señalado que esta comparecencia "no la pide el PSOE, sino los andaluces, que lo están pasando francamente mal".

"Solo hay que ir a un centro de salud para ver qué ocurre", ha recalcado tras instar al presidente de la Junta, Juanma Moreno, a que vaya a comprobarlo: "si tiene tiempo de ir a Castilla y León a hacer campaña o a Bruselas a criticar al Gobierno de España, también tendrá tiempo de ir al Parlamento a dar la cara ante la ciudadanía", ha espetado.

Márquez ha pedido a Moreno que se deje de "hacer cuentas de modo compulsivo con la calculadora para ver cuándo le conviene convocar" las elecciones, ya que la sanidad continúa con "un deterioro sin precedentes y colapsada".

Según la dirigente socialista, el presidente de la Junta está haciendo "un ridículo espantoso" al viajar a Bruselas a criticar el reparto de los fondos europeos del Gobierno central pese a ser Andalucía la comunidad autónoma que más fondos recibe, con 1.916 millones.

"Es una actitud antipatriota y antiespañola, que además la realiza lamentablemente en nombre de todo los andaluces", ha lamentado.

Por otra parte, ha criticado que el Gobierno andaluz "presuma" de superávit de 1.600 millones pese a tener una "vergonzosa inejecución", por ejemplo en materia de vivienda.

Así, ha exigido "seriedad y rigor" al presidente andaluz para aplicar el Plan Estatal de Vivienda, con 432 millones para Andalucía, teniendo en cuenta que no ha ejecutado el 60 por ciento de su presupuesto en la materia, ha asegurado.

Ha contrapuesto esta actitud con la "valentía política" demostrada por el Gobierno de la nación ante el impulso dado para regular el derecho a la vivienda, y ha puesto como ejemplo la puesta en marcha del bono joven.

Por su parte, el secretario general de las Juventudes Socialistas de Andalucía, Alejandro Moyano, ha pedido a la Junta "máxima celeridad y no poner cortapisas" a la aplicación de este bono del Gobierno de Pedro Sánchez.

En la misma línea, María Márquez ha lamentado la "estrategia cutre del PP de negarse a todo": "¿Quién puede negarse a que a un chaval que gana mil euros reciba 250 euros de ayuda?", se ha preguntado antes de alertar de la "frustración" de muchos jóvenes que "viven ahogados al tener que pagar el 60 por ciento de lo que ganan en muchos casos".