EFEGranada

El Tribunal Supremo (TS) ha desestimado el recurso extraordinario presentado por los responsables de la construcción de una urbanización de La Herradura, en Almuñécar (Granada), y ha ratificado la sentencia que los condena a subsanar los daños que ha dejado en estado ruinoso un centenar de casas.

En un comunicado, los vecinos de la urbanización Cármenes del Mar de La Herradura han informado del fallo del alto tribunal, que ha rechazado el recurso Extraordinario por Infracción Procesal y de Casación y ha ratificado al sentencia que dictó la Audiencia de Granada en 2017 para refrendar una dictada tres años antes.

Esta urbanización de 425 viviendas se vendió entre los años 2001 y 2005 por precios que rondaron los 100.000 euros y desde su construcción, la ladera de Cerro Gordo en la que se ubica ha sufrido corrimientos de tierra que han ocasionado el derrumbe de algunas de las casas, la clausura por riesgo de otras y desperfectos graves en la mayoría de las construcciones.

El auto del Supremo, contra el que no cabe recurso alguno, ha hecho firme la condena impuesta por la Audiencia a los promotores de las viviendas, que tendrán que reparar la urbanización.

"Podemos decir que el proceso se ha terminado y que la sentencia de la Audiencia Provincial tomará firmeza próximamente, y es la mejor noticia que podíamos recibir aunque todavía nos queda camino por recorrer para alcanzar la solución definitiva", han explicado los vecinos afectados, que han reclamado al Ayuntamiento de Almuñécar y a la Junta que se involucren.

Aunque el juzgado de Primera Instancia 12 de Granada ya condenó a los responsables de las obras por las deficiencias de la urbanización y acordó como medida cautelar acometer unas obras de emergencia, las promotoras se declararon insolventes y dejaron en un limbo jurídico a los afectados, que solicitaron la mediación de la Junta y del Defensor del Pueblo Andaluz,

En 2016, el Parlamento andaluz decretó la situación de emergencia en la zona y ordenó ejecutar las actuaciones "necesarias e imprescindibles para evitar la situación de deslizamiento y riesgo" de las viviendas.

Los vecinos han recordado ahora que las viviendas se siguen cayendo sin que la Junta haya ejecutado esas actuaciones.