EFEMadrid

El Gobierno ha subrayado hoy ante las críticas por la distinta acogida de los inmigrantes del Aquarius y del Open Arms, que en el primer caso, ofreció un puerto seguro ante una situación excepcional, y que ahora se trata de un buque de bandera española que ha hecho un rescate, como los de Salvamento Marítimo.

Según han explicado a Efe fuentes de Vicepresidencia del Gobierno, al buque Open Arms, con bandera española y que tiene puerto seguro en territorio español, el Mando Único de Coordinación le autorizó el desembarco en Algeciras, porque tiene ya dispositivos preparados para la acogida de los migrantes.

Sin embargo, en el caso del Aquarius el Gobierno tuvo que montar un dispositivo especial y ante una situación de crisis humanitaria para recibir a las 629 personas que habían sido rescatadas ocho días antes en aguas libias, después de permanecer varados en alta mar a la espera de que algún estado autorizara su desembarco.

"Ante esa situación, el Gobierno español ofreció un puerto seguro" para que se pudiera atender a esas personas en "situaciones complicadas", algunas con problemas médicos, y se montó un "dispositivo extraordinario para atender con todas las garantías" a esas personas.

Los 87 inmigrantes africanos del buque Open Arms, entre los que hay doce menores, seis de ellos no acompañados, han desembarcado esta mañana en el muelle de Crinavis del puerto de Algeciras y fueron rescatados frente a las costas de Libia el jueves de la semana pasada.

Las mismas fuentes han detallado que a los rescatados por el buque español se les aplica lo previsto en los protocolos de rescate de patrulleras en el mar.

El Gobierno ha creado un mando único operativo de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (FCSE), bajo el mando de un general de la Guardia Civil, para centralizar y coordinar las actuaciones de control de inmigración en la frontera y el Estrecho.