EFEMálaga

La dirección del Hospital Regional Universitario de Málaga ha suspendido las visitas a este centro para garantizar la seguridad de pacientes, usuarios y profesionales ante la incidencia de casos de covid-19 y a instancias de los expertos clínicos.

Por ello, se ha decidido limitar el cuidado a los pacientes hospitalizados en áreas no-covid y reducir el tránsito de personas en el centro sanitario, ha informado este sábado la Consejería de Salud y Familias en un comunicado.

Desde ahora solo se permitirá el acompañamiento a los pacientes vulnerables y siempre deberá ser la misma persona la que acuda al centro sanitario.

Con esta decisión, que tendrá una vigencia inicial de quince días, solo se podrá acompañar a las personas ingresadas en situación de vulnerabilidad y dependencia, siempre y cuando esté autorizado por el equipo asistencial responsable del paciente bajo estrictas normas de protección y seguridad.

Por ello, en el momento de ingreso del paciente, el acompañante, que siempre será la misma persona, recibirá una identificación con el número de habitación que será comprobada antes del acceso a las dependencias del centro.

Es además obligatorio llevar mascarilla quirúrgica, evitar deambular por el hospital, hacer una buena higiene de manos en planta previa a la entrada a la habitación y evitar el contacto físico con el paciente, además de evitar el contacto social cuando no se encuentre en el hospital.

Ante esta medida, el servicio se ocupará de informar a diario a los familiares del paciente sin acompañante, previa notificación de franja horaria establecida y, si el paciente tiene cuidador, será este quien reciba la información médica como es habitual.

En caso de que la situación del paciente cambie durante el ingreso, serán los expertos clínicos los que determinen si es preciso incorporar la figura del cuidador.

Con estas medidas de obligado cumplimiento, la dirección del Hospital Regional Universitario de Málaga quiere preservar la seguridad de los profesionales y de los pacientes con el objetivo de reducir el tránsito en el centro sanitario.

Esta iniciativa se enmarca en el Plan de Hospital Seguro con el que el centro cuenta desde el inicio de la pandemia y que incluye circuitos diferenciados para la reducción de eventos adversos tanto en pacientes como en profesionales.