EFESevilla

La directora del Instituto Andaluz de la Mujer (IAM), Laura Fernández, ha asegurado que “ignorar el impacto de género en las consecuencias económicas y sociales de la COVID-19 agravará las desigualdades, no podemos tomar medidas de reconstrucción sin tenerlas en cuenta”, y ha destacado que el teléfono de atención a las mujeres ha batido su récord en abril y mayo.

Así lo ha dicho Fernández en la subcomisión de políticas sociales y servicios esenciales sobre la recuperación económica y social de Andalucía tras la pandemia de coronavirus, en la que ha recordado la desigualdad que aún sufren las mujeres respecto al sueldo, a trabajos precarios o de economía sumergida, como las empleadas del hogar, y a su labor como cuidadoras y en tareas domésticas.

"Las mujeres asumen la mayor parte del trabajo doméstico y el 70 % de las tareas de cuidados”, ha explicado Fernández antes de asegurar que “la feminización de la crisis exige respuestas con perspectiva de género. Las mujeres están situadas en peor situación para afrontar una nueva crisis”.

El teléfono de atención a las mujeres lleva dos meses consecutivos batiendo su récord histórico de llamadas: con 3.910 en mayo y 3.815 en abril, ha subrayado Fernández, quien ha asegurado que el IAM seguirá con las políticas en pro de la igualdad de mujeres y hombres a pesar de que desde Vox le pidan que "deje de lado las políticas ideológicas" y no siga subvencionando a asociaciones "sin utilidad social".

La directora del IAM le ha reprochado a la diputada de Vox Ángela María Mulas que siempre critiquen las subvenciones a asociaciones de mujeres y no lo hagan con las que se conceden a otros colectivos, y ha rechazado que las ayudas se hagan por cuestiones ideológicas. "Son leyes y normas de la UE y de la ONU", ha enfatizado.

La portavoz del PP en la subcomisión, Rosalía Espinosa, ha aplaudido la labor del IAM en la pandemia y ha pedido que se mantengan medidas que ayudan a contactar con las víctimas de violencia de género, como la denominada "mascarilla 19", una clave para que la mujer informara de que sufría malos tratos.

Por parte de Cs, María Teresa Pardo ha alabado la "paciencia" de la directora del IAM por escuchar la intervención de la diputada de Vox y ha dicho que los datos de más llamadas al teléfono de la mujer y el acogimiento de 181 mujeres y 135 menores durante la pandemia son el "diagnóstico" de una situación "dramática".

La directora del IAM ha añadido que las consultas sobre violencia de género han ido aumentando a lo largo de los días de confinamiento y se ha pasado de un 23 % durante los primeros días del estado de alarma hasta situarse ahora en el 69 %.

Ha resaltado que las consultas de allegados, familiares y vecinos de las mujeres víctimas de violencia de género se han multiplicado por cuatro y han pasado de 75 en 2019 a 341 en 2020, y ha afirmado que seguirán trabajando en promover la igualdad en los centros educativos porque "sigue habiendo machismo" y, además, "si crecemos en igualdad no se asesinará por el hecho de ser mujer".