EFEHuelva

La Guardia Civil se ha incautado de 500 kilos de hachís y ha detenido a cinco personas acusadas de formar parte de una organización que operaba desde Ayamonte (Huelva) y que trasladaba la droga a otros países europeos.

La investigación, según ha informado este jueves la Guardia Civil, se inició cuando tuvieron conocimiento de que una organización criminal estaba usando una vivienda de Ayamonte para esconder el hachís que posteriormente saldría con destino a Bélgica y Francia.

Los agentes observaron cómo una furgoneta de alquiler salió de la vivienda a mucha velocidad detrás de un turismo que actuaba como lanzadera.

Ante las sospechas de que pudiera llevar hachís, los dos vehículos fueron parados en la autovía A-49 y en el interior de la furgoneta fueron localizados 14 fardos de hachís, por lo que fueron detenidos dos ciudadanos belgas y uno francés.

Los guardias civiles que se encontraban en las inmediaciones vieron cómo salía otro vehículo de la vivienda que llevaba 10 kilos de hachís, por lo que su conductor fue detenido.

Posteriormente, fue detenido el propietario de la vivienda, en cuyo interior se hallaron 50 kilogramos de hachís.