EFEGranada

Más de 50 denuncias han sido interpuestas en la noche de este viernes en Granada, única capital andaluza con medidas excepcionales ante la alta incidencia del covid-19, por distintos incumplimientos de la normativa, ha informado la Policía Local, que inició un operativo especial junto a la Policía Nacional.

Según ha informado el Ayuntamiento de Granada en un comunicado, en la pasada noche se han recibido unas 130 llamadas a la Sala de Coordinación del 092, que han supuesto más de medio centenar de actuaciones por parte de las patrullas del servicio nocturno.

La mayor parte de las llamadas han puesto en conocimiento de la Policía Local molestias generadas por ruidos en viviendas por fiestas (50) o por ruidos en la vía pública, lo que supone una "importante reducción" respecto a las recibidas en los fines de semana previos, ha informado este cuerpo.

Como resultado de las actuaciones policiales, se han formulado más de 50 denuncias, 15 de ellas por ruidos en pisos por fiestas, 7 por consumo de alcohol en la vía pública, 15 por no hacer uso de la mascarilla, 4 por fumar sin guardar distancia de seguridad, 9 a establecimientos y el resto por tenencia de sustancias estupefacientes o infracciones de tráfico.

En el caso de los establecimientos, la Policía ha sancionado a cinco de ellos por ocupación de la vía pública con terraza y sobrepasar el horario permitido, a dos por vender alcohol después de las 22.00 horas y a otro por superar el aforo permitido.

También se ha llevado a cabo un servicio conjunto con dotaciones del Cuerpo Nacional de Policía en los entornos de las calles Ángel Ganivet y Pedro Antonio de Alarcón, donde la salida de los establecimientos de ocio -donde el pasado puente festivo se agolparon gran cantidad de jóvenes- se ha desarrollado sin incidencias destacables.

Por otra parte, la Policía Local también ha auxiliado a un joven que saltó al río Genil a la altura del Paseo de los Basilios tras hacer caso omiso a las advertencias y recomendaciones de los agentes policiales.

El joven pudo ser rescatado y trasladado a centro hospitalario para comprobar el alcance de las heridas, aunque no se teme por su vida