EFEGranada

El grupo Covirán, primera cooperativa de detallistas independientes de la península Ibérica, incrementó en 2018 su beneficio antes de impuestos en un 13,6 % hasta los 1,42 millones de euros, y el ebitda (resultado bruto de explotación) se situó en 8,06 millones, un 2,41 % más que en el ejercicio anterior.

La cooperativa de origen granadino, dedicada a la distribución de productos de gran consumo, aumentó en 2018 un 5,6 % su cifra de negocio, mientras que las ventas brutas bajo enseña alcanzaron los 1.372 millones de euros.

De estas cifras, que han sido anunciadas este jueves por su director general, Rafael Cortés, junto al presidente y consejero delegado, Antonio Robles, 1.238 millones correspondieron a ventas en España y cerca de 134 millones a Portugal.

El beneficio antes de impuestos de la cooperativa ascendió un 13,6 % hasta los 1,42 millones de euros, el ebitda (resultado bruto de explotación) se situó en 8,06 millones, un 2,41 % más que en el ejercicio anterior, mientras que el cash flow social, a cierre de 2018, fue de 635 millones de euros, un 8 % más.

El grupo Covirán, que generó 15.653 empleos, cuenta actualmente con 2.467 socios totales (2.244 en España y 223 en Portugal) y 3.034 supermercados adheridos, de los 2.751 se encuentran en territorio nacional, cifras que consolidan a la cooperativa en el segundo puesto del ránking nacional del sector por número de tiendas.

En cuanto a la cuota de mercado, se mantuvo en un 2,76 % en España y se incrementó hasta el 0,88 % en Portugal y, si solo se tienen en cuenta los establecimientos con un máximo de 1.000 metros cuadrados, esta se elevó al 6,42 % y al 2,55 %, respectivamente.

Cortés ha destacado que Covirán ejerza su actividad como única enseña en numerosos municipios y que opere en solitario en el 5 % de los pueblos de menos de 10.000 habitantes y en el 26,7 % de menos de 2.000, lo que contribuyó a hacer frente a la "exclusión comercial" y a la despoblación especialmente en las zonas rurales y de más difícil acceso.

En el plano inversor, Covirán y sus socios destinaron un 3 % más que en 2017, hasta 26,3 millones de euros y, de esa cantidad, la contribución de la cooperativa fue de 13,25 millones, cifra aplicada a la mejora y modernización de las plataformas, con la adquisición de un nuevo centro logístico en Sintra (Portugal), la mejora de la productividad, eficiencia operativa y desarrollo tecnológico.

En 2019 la cooperativa espera seguir su cifra de crecimiento natural con una previsión de unas 150 nuevas tiendas, ha dicho Cortés, que ha explicado que la llegada a Marruecos seguiría pendiente tras la exploración del mercado de esa zona, donde existen "oportunidades" pero aun "no es oportuno" entrar.

Por su parte, Antonio Robles, presidente y consejero delegado después de que Luis Osuna abandonara ese cargo el pasado febrero, ha subrayado que los "buenos resultados" son fruto del trabajo de socios y trabajadores de una empresa "con causa" que lidera el sector del detallismo independiente en España y Portugal.

"Iniciamos un nuevo ciclo con fuerza y empuje para trabajar por nuestros socios", ha indicado Robles, que ha orientado los esfuerzos del grupo al punto de venta para ofrecer la excelencia en el servicio en más de 3.000 supermercados, que busca la generación de riqueza y su redistribución. EFE

1011356

rro/vg

(foto)