EFESevilla

La Junta de Andalucía ha gestionado desde el mes de enero hasta mayo 3.000 incidentes relacionados con la seguridad en internet, de los que más de la mitad se produjeron durante el confinamiento a causa de la pandemia del coronavirus.

Los datos han sido ofrecidos este martes por el consejero de Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad, Rogelio Velasco, durante su intervención en la jornada sobre 'Ciberseguridad y riesgo reputacional: retos y desafíos en la era pos-COVID', organizada por la SER y E-In Digital.

Según Velasco, la Junta ha reforzado el control de la ciberseguridad en la Administración autonómica debido a la pandemia de la COVID-19, a través del centro experto AndalucíaCERT y la Oficina de Apoyo para la Seguridad TIC (OASTIC).

"Ofrecer seguridad y garantía durante la pandemia en los procesos con la Junta, que cada día están más tecnificados, es absolutamente prioritario", ha subrayado el consejero, que ha destacado el refuerzo de los servicios de ciberseguridad de la Junta en este periodo.

Ha incidido en las diversas ayudas abiertas para favorecer la transformación digital de las pymes empresariales, con 22 millones de euros, y del pequeño comercio, con 11 millones.

Así, ha puesto el acento en el fomento de la cultura de la "confianza digital" en la ciudadanía y en el tejido empresarial, además del desarrollo de una industria propia en este ámbito que dé respuesta a instituciones y empresas.

"Destinar recursos en ciberseguridad es tanto invertir en protección como en competitividad para las empresas y en empleos de calidad para la región", ha asegurado.

Según Velasco, la ciberseguridad debe ser un elemento "crucial" para cualquier organización, pública o privada, dispuesta a acometer su transformación digital.

En este contexto, ha aludido a la línea de Transformación Digital, dotada con 22 millones tras la ampliación de presupuesto aprobada durante el estado de alarma, un programa gestionado por la Agencia IDEA a través del cual las pymes pueden solicitar subvenciones para posibilitar el teletrabajo de su personal.

A esta ayuda se suma una nueva convocatoria de 3,6 millones que se lanzará en los próximos meses para ofrecer asesoramiento especializado y acompañamiento a las pymes andaluzas en la incorporación de soluciones para su digitalización, incluyendo productos y servicios de ciberseguridad.

Igualmente, el pequeño comercio tiene a su disposición once millones de euros para fomentar, entre otros aspectos, su transformación digital.