EFESevilla

La Junta de Andalucía percibe una ralentización económica en la comunidad, que según sus previsiones bajará el crecimiento al 2 por ciento en la segunda mitad del año, y teme el impacto que podrían tener las medidas de PSOE y Unidas Podemos, con unas "raíces económicas radicales".

El consejero de Economía, Rogelio Velasco, ha presentado este martes al Consejo de Gobierno un informe en el que se resalta que la comunidad empieza a notar el cambio de expectativas a nivel internacional, con una "pérdida de ritmo" en la creación de empresas, en las exportaciones, en el empleo o en el turismo.

En el primer trimestre Andalucía creció un 2,6 %, en el segundo lo hizo al 2,5 % y ahora espera que en segundo y tercer trimestre el aumento sea del 2 %, unas cifras que dan muestra de la ralentización aunque el año acabaría con una media del 2,3 %, según Velasco.

"Inevitablemente en una economía tan abierta como la andaluza tenía que llegar", ha opinado el consejero, quien ha explicado que el "empeoramiento" del panorama internacional y nacional afecta a la comunidad "de manera moderada".

Ha indicado que los mercados están "intranquilos, inquietos" porque el nuevo gobierno que previsiblemente se formará en España "tiene unas raíces económicas radicales", pero ha presentado a la comunidad como "una isla de estabilidad" donde se están tomando "decisiones sensatas, sin ninguna carga ideológica".

Ante las perspectivas para el próximo año con el nuevo Gobierno central, Velasco ha avisado de que si acometen una reforma fiscal que incremente de manera sustancial la presión sobre ciudadanos y empresas la repercusión se notará en todo el país.

Además, ha considerado que si hay "demagogia" con una nueva reforma laboral puede producirse un efecto "deletéreo" y se volvería a tasas de paro "mucho más elevadas".

El portavoz del Gobierno, Elías Bendodo, ha expresado la preocupación del Gobierno autonómico por las dudas de fondos extranjeros sobre inversiones a nivel estatal y ha lamentado que un Gobierno PSOE-UP sería "poco amigo del crecimiento económico".

Ha denunciado que la formación de ese Gobierno nacional está "espantando" a la inversión extranjera pero ha garantizado que Andalucía actuará "como dique de contención" a la alianza previsible "entre socialistas y comunistas, que puede hacer mucho daño a la economía y al empleo".

En cuanto a los sectores en Andalucía, el informe recoge que la formación bruta de capital comenzó el año creciendo a un ritmo del 4 % interanual en el primer trimestre, para continuar haciéndolo a un ritmo menor del 1,9 % en el segundo.

Las empresas inscritas en la Seguridad Social han crecido al 2,9 % interanual en el primer trimestre, mientras que en el segundo el aumento se sitúa en el 1,1 %.

En cuanto a las exportaciones de mercancías, en el primer trimestre se han mantenido respecto al año anterior, pero han descendido un 1,2 % en el segundo trimestre y la caída que se ha intensificado en el tercer trimestre con un 6 %.

En materia de creación de empleo, el primer trimestre se creció un 4,7 %, en el segundo un 3,4 % y en el tercero un 2,2 %.