EFESevilla

El Gobierno andaluz prepara cuatro centros medicalizados para mayores en las provincias de Cádiz (La Línea de la Concepción), Granada, Sevilla y Málaga, que serán utilizados como refuerzo de las residencias.

Además, se está dotando de un banco de recursos de edificios y empresas que puedan prestar servicios para estar "preparados" ante posibles eventualidades en residencias, en las que se dispondría de "todos los medios profesionales y materiales que sean necesarios".

El portavoz del Ejecutivo, Elías Bendodo, ha informado este jueves de la creación de este banco de recursos, del que se ha tomado conocimiento en el Consejo de Gobierno y que estará elaborado en colaboración con las distintas delegaciones territoriales.

Cada equipo directivo de Atención Primaria y las áreas de gestión sanitaria serán responsables de la puesta en marcha, seguimiento y evaluación del plan de contingencia de los centros ubicados en su área geográfica.

La red de enfermería también está haciendo un seguimiento diario de todas las residencias y procediendo al aislamiento "inmediato" de las sospechas de positivos por coronavirus.

Se contempla la elaboración de un mapa diario con la incidencia de casos nuevos en residencias, con el fin de planificar las intervenciones.

En aquellos casos que, por su complejidad o condiciones clínicas, lo requieran se activará la atención médica presencial procedente de centros de salud, de urgencias o de servicios especializados hospitalarios.

Este extremo se dará si existen pacientes en situación de cronicidad compleja y que presenten agravamiento, pacientes con agravamiento de síntomas por Covid-19 o pacientes en situación de cuidados paliativos que presenten empeoramiento.

Por su parte, si existe necesidad de la presencia de profesionales para continuar con tratamientos, así como la vigilancia y control de síntomas durante el tratamiento y evolución, se dotará a la residencia de los recursos profesionales y materiales que se vayan requiriendo según esos criterios clínicos.