EFESevilla

El 40 por ciento de las denuncias a conductores de motocicletas se han debido al exceso de velocidad, según el balance realizado por la Dirección General de Trafico (DGT) de la campaña de vigilancia y control de motocicletas en carreteras de Andalucía desarrollada durante el fin de semana 7 y 8 de mayo.

En un comunicado, la DGT ha informado de que la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil ha podido comprobar cómo la infracción más numerosa es, con diferencia, el exceso de velocidad, ya que se formularon 39 denuncias en carreteras convencionales, lo que supone más del 40 % de las infracciones en este tipo de vías.

Tras el exceso de velocidad, durante la campaña en todas las carreteras andaluzas, la segunda infracción más cometida ha sido hacer uso de los silenciadores, concretamente el 9 %.

Otras de las infracciones reiteradas han sido no respetar la línea longitudinal continua (8,1 % del total de denuncias), no haber pasado la ITV (6 %) y las asociadas a adelantamientos producidos en lugares donde no estaba permitido (4,5 %).

El 73 % de los controles, es decir, 2.809, se llevaron a cabo en carreteras convencionales, ya que éstas continúan siendo las más peligrosas para los motoristas al concentrarse en ellas el 85 % de los siniestros mortales en este tipo de vehículos. En dichas vías también se detectó el uso de silenciadores (9,4 % de las denuncias), los adelantamientos antirreglamentarios (5,3 %) y no respetar la marca longitudinal continua (9,5%).

Además, los agentes de Tráfico han realizado controles de alcoholemia y de drogas entre los conductores de motos. En total, 2 motoristas dieron positivo en la prueba de alcohol al circular con una tasa superior a la permitida. No se han detectado positivos en drogas.

Durante esta campaña, la DGT ha constatado que, por parte de la gran mayoría del resto de usuarios de la vía, se muestra un máximo respeto tanto en el cumplimiento estricto de las normas de circulación, como en el respeto hacia los usuarios vulnerables y el uso del casco.