EFESevilla

Las matriculaciones de autobuses en Andalucía han caído en 2020 en un 60 % con respecto a 2019, lo que supone la rotura de la tendencia al alza registrada en la comunidad desde 2011, según la Federación Independiente del Transporte de Andalucía (FEDINTRA).

De los casi 600 autobuses matriculados en el año 2019, que supuso un récord para la comunidad, apenas se superan los 230 vehículos en los últimos 15 meses, según FEDINTRA, que lamenta el hecho de que el sector de transporte por carretera "permanece en estado crítico, sin ayudas ni hoja de ruta definida".

Por ello, reclaman ayudas directas, medidas de apoyo y la inclusión del sector en las políticas de turismo para detener esta "avalancha" de datos negativos.

Las restricciones de movilidad han provocado una caída sin precedentes tanto en el número de viajeros como en la actividad de los operadores del sector, con especial incidencia en el transporte discrecional y turístico, según explica FEDINTRA, que cifra la bajada de matriculaciones en España en un 32,9 % respecto al ejercicio anterior.

"Esto no hace más que confirmar el delicado estado en el que está el sector. Siempre los empresarios del transporte se han caracterizado por invertir para mejorar flota y ofrecer un mejor servicio. Ahora las tornas han cambiado y apenas se puede sobrevivir", ha subrayado Antonio Vázquez, presidente de FEDINTRA.

Desde la Federación se han realizado propuestas tanto a la Consejería de Fomento como a Turismo para activar medidas que fomenten el uso del transporte por carretera y que permitan mantener al sector.

Así, han propuesto planes de incentivo para el próximo verano, cuando se llegue a la inmunidad de rebaño, con un plan de “viaje joven” para promover el turismo en Andalucía y ofreciendo la flota de sus 2.100 vehículos para que sirvan de soporte a la promoción de la comunidad como destino turístico.