EFESevilla

Los sindicatos UGT y CCOO Andalucía se han concentrado este miércoles ante las sedes de las organizaciones empresariales en las ocho capitales de provincia, al igual que en el resto del país, para decir "basta" a la patronal y exigir una subida de los salarios de los trabajadores acorde con la de los precios.

Bajo el lema "Salario o conflicto", el acto central ha tenido lugar en la sede de la Confederación de Empresarios de Sevilla, donde han intervenido las secretarias generales de UGT y CCOO de Andalucía, Carmen Castilla y Nuria López, respectivamente.

"O hay subida salarial o habrá conflictividad en la calle, los beneficios empresariales no pueden llegar a costa del empobrecimiento de los trabajadores", ha advertido Castilla, que ha agregado que la movilización de hoy es "el inicio de una conflictividad en las calles por la cerrazón de la patronal".

Tras recalcar que los asalariados están "perdiendo más de ocho puntos de poder adquisitivo", se ha quejado de que la patronal "no hace nada" y ha comentado que le gustaría conocer "la cuenta de resultados" de las grandes empresas.

"Ya decimos que no, que basta", ha insistido tras subrayar que cuatro de cada diez andaluces están en riesgo de exclusión social, algo "totalmente inaceptable".

Según Castilla, los empresarios "no dudan en aprovechar la coyuntura inflacionista para subirse al carro del incremento de precios de manera completamente injustificada", por lo que "no podemos hacer otra cosa que volver a salir a la calle para evitar que tengamos que volver a ser los trabajadores los que costeemos los efectos perversos de las crisis".

Ante esta situación "insostenible", ha exigido el desarrollo de la negociación colectiva como instrumento fundamental "con el que proteger el necesario incremento de los salarios".

Por su parte, la secretaria general de CCOO de Andalucía, Nuria López, ha dicho que "no es posible que cuando ya hemos salido de la pandemia y los trabajadores han dado el 'do de pecho', las empresas, a través de la subida de los precios, quieran imputar a los trabajadores los costes cuando ellas están obteniendo beneficios récord".

"Cerramos el año 2021 con un 6,5 por ciento de inflación y entonces no había guerra de Ucrania; la subida de los precios es debida, fundamentalmente, a la especulación, la usura y la avaricia de las empresas", ha espetado.

López se ha preguntado cómo es posible que la luz y los combustibles, pero también los alimentos básicos, como el pollo, los huevos, la leche o las legumbres hayan subido más de un once por ciento y los salarios en Andalucía un raquítico dos por ciento".

"Ese beneficio del 8,5 por ciento va a las empresas mientras que los trabajadores tienen los convenios colectivos bloqueados", ha denunciado.

"¡Basta ya de avaricia!, pedimos compromisos y responsabilidad a las empresas, que tienen que ganar, pero no a costa del empobrecimiento de las familias trabajadoras", ha clamado.

Asimismo, ha instado al Gobierno de España a que actúe para controlar los precios "y se deje de pacto de rentas", tras lo que ha alertado de que es posible que las empresas quieran que haya conflicto para que el Gobierno "caiga cuanto antes".

"Los beneficios empresariales son indecentes, pedimos a los empresarios que sean responsables o habrá conflicto", ha reiterado antes de asegurar que no van a permitir que la crisis "la paguen otra vez los trabajadores".