EFESevilla

Andalucía podría contar con 739 proyectos de energía solar fotovoltaica si prosperan todos los que en este momento tramitan tanto la Junta de Andalucía (673), como el Estado (66).

Una cifra extraordinaria que multiplicaría por diez los aproximadamente 2.500 megavatios (MW) de potencia instalada actualmente en la comunidad autónoma con más horas de sol.

La Consejería de Hacienda y Financiación Europea, que gestiona los de menos de 50 MW, informa a Efe de que los parques de su competencia suman 17.994 MW, mientras que los del Ministerio de Transición Ecológica (los mayores de 50 MW) suponen 10.000 MW.

Los datos provinciales solo los ofrece la Junta, y muestran el mayor interés de las empresas en Sevilla y Cádiz. La primera acumula 195 proyectos y 5.404 MW, y la provincia gaditana 98 y 3.924. Les siguen Granada (97 proyectos y 1.841 MW); Huelva (78 y 2.140); Almería (73 y 1.472); Málaga (53 y 1.416); Córdoba (37 y 958); y Jaén (42 y 837), siempre con los datos de proyectos menores de 50 MW.

Respecto a los datos del Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico (Miteco), para Andalucía se tramitan los mismos proyectos de más de 50 MW que para Castilla la Mancha (66); y se ve superada por Castilla y León (77), para un total de 467 de energía fotovoltaica y 66.000 MW.

El objetivo de España para 2030 en renovables es habilitar 60.000 MW nuevos. A día de hoy están presentadas solicitudes para conectar a la red unos 150.000 MW.

El delegado para Andalucía de la patronal Unión Española Fotovoltaica (UNEF), José Vicente Espino, admite que se trata de cifras extraordinarias, motivadas por fondos inversores, sobre todo europeos, “gracias a haberse relajado las restricciones y medidas anteriores como el impuesto al sol” del Gobierno Rajoy.

“Los inversores han vuelto a ver a España como una fuente de riqueza con el mayor número de horas de sol de Europa y una seguridad jurídica que garantiza la inversión”.

Los servicios administrativos de la Junta, indica Espino, están saturados. “La Administración debe ser más diligente, se lo hemos reclamado al Alto Comisionado para el Cambio Climático” además de la unificación de criterios en las delegaciones provinciales, que “son distintos”.

Las empresas deben depositar una fianza de 40.000 euros por cada megavatio, que no se recupera si el proyecto es finalmente descartado.

El delegado regional de la UNEF anima a las empresas que retiren sus proyectos si existe una evidente incompatibilidad ambiental, de forma que no perderán al menos al fianza. “Es cierto que existe una saturación, y queremos que el sector crezca, pero dentro de unos parámetros”.

“Necesitamos proyectos, esos y más”, considera José Vicente Espino, para cumplir el objetivo anunciado por el presidente de la Junta, que Andalucía aporte entre el 42 y el 45 % de las renovables del total nacional, cuando ahora supone un 22 %.

En todo caso, él considera que “muchos” de esos 739 proyectos decaerán al no cumplir con los requisitos.

Cada megavatio de fotovoltaica utiliza una superficie media de 2 hectáreas (ha) de placas solares. Una ocupación de territorio que ha motivado incluso la creación de plataformas sociales contra el cambio de paisaje que suponen.

Según datos de Red Eléctrica Española, la potencia total instalada en Andalucía a principios de 2021 ascendía a 17.376 MW, de los que un 45,6 % son renovables, lideradas por eólica y la solar fotovoltaica, que ostenta una cuota del 14,7 % del total del parque generador regional.

La producción a partir de solar fotovoltaica creció durante 2020 un 97 % respecto a 2019, ocupando así la cuarta posición del mix con una participación del 12,4 %.

El ciclo combinado, cuya producción disminuyó un 37 %, fue la tecnología líder en Andalucía en 2020, con el 29,1 % de los GWh producidos. Le siguieron la eólica, que generó casi una cuarta parte (24 %) y la cogeneración, con el 18 %.

Red Eléctrica añade que el incremento de las renovables en Andalucía (un 11,7 % de 2019 a 2020) les ha llevado a alcanzar el 51,5 % del total de la producción, por encima del 44 % del global de España, donde la eólica (22 %) lidera con claridad las renovables frente a la solar (6 %).

En cualquier caso el 2020 se convirtió en el año con mayor producción verde en la comunidad autónoma.