EFESevilla

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ha admitido este miércoles que los datos de la pandemia en la comunidad son preocupantes pero "no son alarmantes" y ha dicho que el ocio nocturno no controlado es "el gran dinamizador" de los contagios porque "al covid le gusta la fiesta a rabiar".

Moreno, que ha presidido la reunión del grupo parlamentario del PP en el Parlamento andaluz, ha manifestado que "al covid le sienta muy bien la fiesta, le gusta la fiesta a rabiar, le encanta la movilidad, eso de los abrazos y besos, disfruta en esos ambientes".

Ha pedido que se intente "disgustar" al virus y por ello se ha decidido pedir el toque de queda de 2:00 a 7:00 horas en los municipios con más de 5.000 habitantes y más de 1.000 casos de tasa, además de pedir a los ayuntamientos que cierren parques y playas desde las 23:00 horas para evitar botellones y concentraciones.

La intención de la Junta es que cuando acabe el ocio nocturno reglado nadie pueda "irse a un parque, a una casa, a una nave industrial o a fiestas espontáneas", ha dicho Moreno.

Ha recordado que Andalucía tiene una tasa de incidencia "a la cola" de las comunidades, pero aún así está sufriendo un ascenso importante de los contagios "que está precipitando también la subida en las hospitalizaciones", algo que preocupa al Gobierno andaluz.

Sin embargo, "los datos no son alarmantes, una cosa es que nos preocupen y otra cosa que generamos una alarma general", ha señalado Moreno, quien ha expuesto el "altísimo" porcentaje de población con una dosis (73 %) y que más de la mitad de la población tiene las dos, un "escudo" que hace que la mortalidad sea mucho menor.

Ha criticado la decisión del Gobierno central de levantar el estado de alarma "de manera precipitada" en mayo y de eliminar la obligatoriedad de la mascarilla en exteriores en junio, a la vez que ha vuelto a reclamar que se cuente con las comunidades para llevar a cabo este tipo de medidas.

Moreno ha asegurado que todavía tienen "batalla que librar" contra el covid y este verano deben estar muy pendientes de su evolución, pero también de la recuperación económica.

Ha valorado que en Andalucía nunca se ha cerrado la totalidad del sistema productivo y "le ha funcionado", por lo que esa posición es la que van a seguir manteniendo.

Por otra parte, sobre la actividad parlamentaria, ha destacado que "si no hay sorpresa" tras este pleno se habrán aprobado 52 decretos ley y nueve leyes, entre las que ha destacado la ley contra el fraude y las previstas para hoy de infancia y de autoridad del profesorado.

Además, sobre la ley urbanística, que hoy iniciará su trámite tras haber sido tumbada anteriormente, ha dicho que supondrá "un enorme desbloqueo" y que se enriquecerá en la Cámara.

Moreno ha garantizado que el Gobierno andaluz seguirá "su inercia reformista", que seguirá bajando los impuestos hasta 2022 y ha anunciado que en el próximo periodo de sesiones irá al Parlamento la ley de economía circular.