EFEBruselas

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ha pedido ante la Comisión Europea que las regiones participen en el reparto de los fondos de recuperación, "como país descentralizado" que es España, y que se amplíe hasta 2025 el plazo para ejecutar los fondos europeos estructurales que acaban en 2023.

Moreno, en su tercer viaje oficial a Bruselas como presidente, se ha reunido este martes con la comisaria de Cohesión y Reformas, Elisa Ferreira, a la que ha trasladado la necesidad de que las regiones europeas tengan una "participación efectiva" en la gestión de esos fondos y ha asegurado a los periodistas que ha encontrado "mucha receptividad".

Ha explicado que no ha hablado mal del Gobierno central ni del presidente, Pedro Sánchez, pero sí ha defendido la participación de las comunidades en la gestión y reparto de esos fondos, ya que su responsabilidad es "defender los intereses de los andaluces, otros defenderán a Sánchez".

"No vengo aquí a hablar de nadie, ni del Gobierno de España, porque nunca lo he hecho y nunca lo haré, yo nunca hablo mal de España fuera de España", ha garantizado Moreno, quien sí ha pedido a la comisaria que tenga "en cuenta" a las comunidades.

Ha expuesto en la reunión que en Andalucía se están encontrando con un retraso en la llegada de los fondos europeos y, mostrándose "entusiasta" con estos recursos, ha lamentado "la enorme opacidad" que hay en torno su forma de ejecutarlos y repartirlos.

Moreno ha explicado que siempre mantiene "una máxima lealtad" con el Gobierno central, pero ha destacado que su obligación es defender los intereses de 8,6 millones de andaluces.

Asimismo, sobre el plazo de ejecución de los fondos estructurales, ha pedido "flexibilidad", para que se amplíe el plazo hasta final de 2025 -igual que los de recuperación por la covid-, ya que los del marco 2014-2020 finalizarán el próximo año.

También ha propuesto que los trámites y requerimientos en la gestión de estos fondos sean más flexibles para que la comunidades puedan hacerlo "en tiempo y forma".

El presidente andaluz entiende que así se podrían ejecutar "de una manera mucho más sosegada", sin precipitación, ya que "no se trata de gastar por gastar, sino de gastar bien".

Ha mostrado el compromiso de Andalucía en la ejecución de esos fondos europeos estructurales y ha explicado que cuando llegó al Gobierno se ejecutaba una media de 400 millones al año, mientras que con ellos se han superado los mil millones de media.

Moreno ha recalcado el retraso que se encontraron y que han tenido "poco margen", pero ha asegurado que están "recuperando el ritmo" para alcanzar la media de ejecución que hay en Europa, que ronda el 60 por ciento.

Ha recordado que se ha hecho "un refuerzo en medios materiales y humanos" para gestionar esos fondos, con 3.000 personas más trabajando en este asunto, y espera que las autoridades europeas entiendan "que en muy poco periodo de tiempo han llegado muchos fondos", además con un retraso por la "mala gestión" del Gobierno.

Moreno también ha mantenido un primer encuentro con el presidente del Comité Europeo de las Regiones, Apostolos Tzitzikostas, con el que se están "tejiendo alianzas" entre distintas regiones "para que Andalucía suene, para que haya interlocución, para que sea respetada y esté en la agenda institucional europea".

En su viaje por primera vez como vicepresidente del Comité de las Regiones, ha defendido que Andalucía es una comunidad "europeísta" que tiene que estar "muy presente" en la agenda comunitaria, por lo que "no debe dejar nunca una silla vacía en Europa como tristemente ha sucedido en etapas anteriores".

El presidente se reúne este martes también con el comisario de Promoción de Estilo de vida Europeo, Margaristis Schinas, y con la comisario de Democracia y Demografía, Dubravka Suica, además de participar en la Mesa del Comité de las Regiones. EFE

ebg/fs

(foto)