EFESevilla

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ha recomendado a los ciudadanos que lleven la mascarilla puesta "siempre que puedan" y, aunque ha explicado que se acatará y cumplirá la decisión del Gobierno central sobre ellas, el Ejecutivo autonómico "no va a obligar a nadie" a quitársela.

Ha pedido "flexibilidad" y que se adapte el uso de la mascarilla a la incidencia de cada comunidad y ha opinado que hay que ser "prudentes" y que se debería haber contado con las regiones para que este tipo de decisiones se tomen "de común acuerdo".

Moreno ha indicado en Canal Sur Radio que la Junta es partidaria de mantenerlas al menos hasta agosto, pero si el Gobierno central lo impone vía decreto se acatará la normativa.

Ha criticado "las formas", que no se consulte a las comunidades y que una decisión "de tanto nivel" se tome de forma "unilateral", y ha mostrado su sorpresa por que un día antes estuvo reunido con el presidente, Pedro Sánchez, y no le dijo "nada" del asunto.

Moreno deduce que ya tenía decidido cómo anunciarlo y que quería "hacer un anuncio personal y ponerse una medalla de dar una buena noticia", pero ha lamentado que no se haya compartido con las comunidades una noticia de este tipo cuando son los gobiernos regionales los que están tomando "decisiones difíciles".

Sobre la tasa de contagios en Andalucía, ha admitido que es "alta" pero ha argumentado que el nivel de ingresos y de UCI es "de los más bajos", por lo que no hay presión hospitalaria.

Ha defendido que la tasa de contagios ahora ya no es directamente proporcional a las hospitalizaciones debido al efecto de la vacuna, por lo que esta variable "se está empezando a quedar antigua" y los expertos recomiendan que se acompañe de otras para tomar decisiones.

El presidente andaluz ha expuesto que había "muchas ganas de divertirse" y muchas bodas y comuniones "acumuladas", por lo que cuando cayó el estado de alarma se ha producido "una explosión" de estas celebraciones y reuniones familiares.

Respecto a la vacunación de los adolescentes, ha apostado por seguir el orden que está previsto ahora, que "funciona bien", hasta que se llegue a su rango de edad.