EFESevilla

La que fue candidata de Vox a la Presidencia de la Junta, Macarena Olona, ha reiterado este jueves que la renuncia a su acta de diputada en el Congreso es "irrevocable" y que el escrito es del pasado 3 de junio, por lo que ha insistido en que se quedará como parlamentaria en Andalucía, a la que se entregará "en cuerpo y alma".

En una entrevista en Telecinco, Olona ha achacado a un "malentendido" que se cuestionara que no sea definitiva su decisión de quedarse en Andalucía tras los resultados de las elecciones del 19J, por una frase pronunciada en la rueda de prensa el día después en la que dijo: "Soy hija de Dios, y no puedo asegurar sus designios", algo que ha aclarado que se refería que nadie sabe si le pudiera pasar algo "mañana mismo" que lo impidiera.

Tras advertir de que se trata de "debates estériles", ha recordado que la fecha de renuncia a su acta en el Congreso, registrada el 3 de junio, tiene efecto el 14 de julio, fecha de constitución del Parlamento andaluz, ya que recabó criterio de la administración para no perder su condición de funcionaria con servicios especiales "y había que hacerlo de esta manera".

Preguntada si han fallado las expectativas que Vox había puesto en las elecciones andaluzas, ha señalado que querían ganar los comicios pero que no se puede considerar que haya "pinchado" cuando, junto con el PP, es la única formación que ha ganado escaños, que se ha convertido en la tercera fuerza política y que les han votado 100.000 personas más que en 2018.

Ha indicado que no cree que sea bueno que el PP haya conseguido la mayoría absoluta en Andalucía, y cree que habría sido mejor que hubiera habido un gobierno de coalición PP-Vox, pero ha advertido de que es "muy respetuosa" con la decisión que han tomado los andaluces, por lo que desea que Juanma Moreno "acierte en sus decisiones".

No obstante, considera que va a ser "fundamental" la existencia y el papel de Vox en el Parlamento "porque somos los que ponen el foco en las habitaciones oscuras donde el PP y el PSOE se dan abrazos", ya que el "ese bipartidismo tradicional que les ha gustado darse a los partidos", ha supuesto "el abandono de los ciudadanos".

Tras señalar que Vox estará "vigilante", ha calificado de "mala noticia" que se esté hablando de que el próximo gobierno andaluz cuente con tres consejerías más de las que tiene ahora, una decisión que, de confirmarse, sería "indecente".