EFEAlgeciras (Cádiz)

La operación Jumilla, en la que la Guarda Civil ha intervenido más de 16,5 millones de euros en efectivo, más de 1.600 kilos de cocaína y detenido a 28 personas, ha permitido desentrañar hasta que punto las redes de narcotráfico estaban infiltradas en el puerto de Algeciras (Cádiz).

Con ella, la Guardia Civil ha podido resolver un misterio que frustraba desde hacía tiempo a los investigadores cuando abrían un contenedor sospechoso llegado al puerto de Algeciras y en el que no hallaban la droga que esperaban encontrar en el registro.

La clave estaba fundamentalmente en un empleado del puerto, conocido entre los miembros de las organizaciones delictivas dedicadas al tráfico de cocaína a través del recinto algecireño como el "Messi de la Torre", que por su trabajo tenía información puntual y permanente de la localización de los contenedores procedentes de Sudamérica y también de cuando las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad solicitaban inspeccionarlos al llegar a Algeciras.

Él es uno de los 28 detenidos en esta operación, junto a otros trabajadores del puerto, como un mozo arrumbador, un veterinario, cuatro agentes del Servicio Auxiliar Marítimo, un transitario, dos transportistas o dos empresarios con firmas de importación que, por la cantidad de años que llevaban operando en Algeciras, ya habían generado confianza y pasaban por un denominado "circuito verde", con menos inspecciones.

Entre los detenidos, además de un exconcejal del PP de Algeciras, también figuran personas que se encargaban de blanquear el dinero en paraísos fiscales, a través de diversas sociedades.

Entre ellos un español que huyó de la justicia en el 2017 cuando la Guardia Civil aprehendió 3.500 kilos de cocaína en Estepona (Málaga), y que fue detenido en su residencia de Amsterdam (Holanda).

Según ha contado hoy el jefe de la Comandancia de Algeciras, Francisco Almansa, las investigaciones de esta importante operación se iniciaron en agosto pasado, a raíz de uno de los operativos que no salió bien, pero que permitió detectar contactos y reuniones.

Tras casi un año de investigaciones, con el apoyo del juzgado de instrucción número 3 de Algeciras y de la Fiscalía Antidroga de la Guardia Civil, los agentes decidieron pasar a la acción el pasado 29 de abril cuando tuvieron conocimiento de que la organización criminal pretendía introducir una gran partida de cocaína oculta entre mercancía legal.

Fue así como en la parte posterior de un contenedor cargado de caballa congelada hallaron 1.616 kilos de cocaína que habría alcanzado en el mercado negro un valor de 48 millones de euros.

A partir de ahí, esta semana, la Guardia Civil ha llevado a cabo 40 registros domiciliarios en las localidades de Algeciras, San Roque, Marbella, Málaga, Ayamonte y Getxo, en los que se intervino 16,5 millones de euros, la mayor cantidad de dinero en efectivo incautada en España en los últimos diez años.

La sorpresa para los agentes llegó en dos viviendas en Algeciras en las que fueron hallados once millones de euros en bolsas de deporte debajo de una cama, en un armario o en un gimnasio casero, sin ningún tipo de cuidado.

Los investigadores están acostumbrados desde hace tiempo en el Campo de Gibraltar a las "guarderías" de droga, donde se oculta a la espera de que pueda salir a su destino. Pero nunca hasta ahora se habían topado con una "guardería de dinero".

A los agentes les ha sorprendido el poco cuidado con el que tenían tal cantidad de dinero en casas, sin ningún miedo a un robo.

El dinero, según ha relatado Almansa, lo guardaban para hacer pagos de droga a las redes o para "comprar" a personas que debían ayudarles y da idea de que la organización tenía medios para introducir varios contenedores con droga al mismo tiempo, amparándose en un puerto con tanta intensidad de tráfico como el de Algeciras.

Además, se les ha intervenido activos valorados en más de cinco millones de euros en sociedades y bienes inmuebles valorados en siete millones.

En la operación, además de la Comandancia de Algeciras, ha participado el Grupo Anticorrupción del Centro Europeo contra el Crimen Económico y Financiero de Europol, el Órgano de Coordinación contra el Narcotráfico, la Unidad Central Operativa, con el apoyo del Centro Regional de Análisis e Inteligencia contra el Narcotráfico y las Comandancias de Cádiz, Málaga, Huelva, Vizcaya, Grupo de Acción Rápida, Agrupación de Reserva y Seguridad y Unidad Especial de Intervención.

"No sabemos cuantos contenedores han podido meter", ha comentado el jefe de la Comandancia de Algeciras, que ha señalado que las empresas importadoras implicadas llevaban "bastante tiempo" operando.