EFESevilla/Cádiz

Cientos de trabajadores de las factorías de Airbus Defensa en Andalucía han rechazado este viernes el ajuste de 630 empleos asignado a España por este consorcio aeronáutico, del que advierten que pondrá en peligro a la industria auxiliar y frente al que reclaman más carga de trabajo civil.

Las concentraciones desarrolladas en las factorías de Airbus Defensa de Tablada y San Pablo, en Sevilla, y del Centro Bahía de Cádiz, en El Puerto de Santa María (Cádiz), han inaugurado un calendario de movilizaciones que se recrudecerá en junio, cuando comience la negociación de los despidos, una vez cumplido el periodo europeo de consultas sindicales.

El vicepresidente del comité europeo de Airbus y dirigente de CCOO en la factoría de San Pablo, Julián Tierno, ha explicado a los periodistas que la dirección de Airbus en España no detallará hasta el 3 de abril el reparto de las 630 bajas asignadas, momento en el que se acordarán nuevas movilizaciones.

Ha dado por hecho que la factoría sevillana de San Pablo, cuya plantilla ronda los 2.000 empleados, será la más afectada por este ajuste, con hasta unas 200 bajas, por su mayor exposición al programa del avión de transporte militar A400M, al que se le adjudican las mayores pérdidas de la división de Airbus Defensa, por el estancamiento de sus ventas.

Tierno ha recordado que la dirección de Airbus no ha cumplido su anuncio de que trasladaría más carga de trabajo civil a sus factorías andaluzas para compensar la finalización del avión A380 y ha reclamado que lo haga ahora, tras el estancamiento de las ventas de los modelos militares CN295 y A400M, principales productos de este consorcio en Andalucía.

En su opinión, las escasas ventas de estos aviones militares "es una cuestión meramente coyuntural y que no está vinculada a condiciones económicas", por lo que ha reclamado que se compensen con modelos comerciales.

"Queremos demandarle a la multinacional más carga de trabajo civil, que serviría para blindar los tres centros de Andalucía y, a partir de ahí, estabilizar el empleo y seguir creciendo", ha añadido.

Tanto Tierno como el delegado sindical de CGT Daniel Fernández Morillo, han destacado a preguntas de los periodistas que los despidos de Airbus agravarían las dificultades por las que ya atraviesan las contratas auxiliares aeronáuticas y pondrían en peligro el futuro de este sector, estratégico para la industria española y andaluzas.

Han recordado que por cada empleo de Airbus se mantienen tres de industrias auxiliares y han anunciado que los sindicatos movilizarán "de menos a más" a todos los trabajadores del sector, en defensa de su supervivencia.

También han reclamado al Gobierno central y a la Junta de Andalucía la urgente presentación de sus respectivos planes estratégicos, encargados hace meses para elaborar unas directrices que garanticen el futuro de la industria aeronáutica.