EFESevilla

El Teléfono Único de Emergencias de Andalucía ha gestionado entre el 1 de enero y el 30 de noviembre un total de 3.392 avisos por incendios domésticos, un 3,17 % más que en el mismo período del año pasado, cuando se contabilizaron 3.288.

Según ha informado este servicio en un comunicado, los meses de invierno son los que acumulan el mayor volumen de este tipo de siniestros, debido, fundamentalmente, al uso de calefactores y braseros por el descenso de las temperaturas propio de esta época del año.

Sin embargo, no son exclusivos del invierno, ya que en los meses de verano también se registran, sobre todo por un mal o excesivo uso de aparatos de aire acondicionado y ventiladores, a los que se unen los fuegos registrados en cocinas, los provocados por el uso de aparatos eléctricos o aquellos en los que el origen se encuentra en otros focos de calor, como cigarros o velas.

De enero a noviembre de este año, el mes que ha registrado un mayor número de incendios en domicilio ha sido enero, con 450, lo que supone un 12 por ciento más que en el mismo periodo del año anterior, cuando se contabilizaron 392 siniestros, seguido por agosto, con 336 y julio, con 331; septiembre, por contra, ha sido el mes con menos incendios en viviendas contabilizados en lo que llevamos de año (un total de 246).

Por provincias, Sevilla concentra el mayor número de estos siniestros, con un total de 901 incendios; seguida por Málaga, con 607; Cádiz, con 460 y Granada, con 420, mientras que las provincias en las que se han atendido hasta el momento un menor número de avisos han sido Huelva (265), Jaén (257), Almería (249) y Córdoba (233).

Desde el centro coordinador se ha insistido en que se sigan seguir una serie de recomendaciones para evitar estos siniestros, especialmente cuando la bajada del termómetro lleva a aumentar el uso de sistemas de calefacción, como hacer hacer un buen uso y mantenimiento de braseros, radiadores o cualquier electrodoméstico de calefacción, que se colocarán siempre lejos de las cortinas o visillos, para evitar que prendan, entre otros consejos.