EFEHuelva

Cuatro personas han sido condenadas a tres años y seis meses de prisión por participar en el alijo de 2.182 kilos de hachís que pretendían introducir en España a través de la costa onubense a bordo de una embarcación que fue interceptada a la altura de Isla Cristina.

La sentencia de la Audiencia Provincial de Huelva, a la que ha tenido acceso Efe, los considera responsables de un delito contra la salud pública por el que además de la pena de prisión les impone a cada uno sendas multas de 10 y 7 millones de euros con 15 días de privación de libertad en caso de impago.

A dos de ellos, de nacionalidad marroquí, se les sustituye parte de la condena de prisión, concretamente un año y dos meses, por la expulsión del territorio español.

Los hechos por los que han sido condenados por sentencia, que ya es firme, tuvieron lugar en mayo de 2018 cuando los acusados, actuando de común acuerdo se proveyeron de 73 fardos de arpillera que envolvían tabletas de hachís de unos 100 gramos cada una, siendo el peso total de la sustancia de 2.182 kilos.

Esa cantidad de droga la transportaron a bordo de una embarcación neumática con la intención de introducir la indicada sustancia en España a sabiendas de que se destinaría al consumo de terceros, si bien fueron detenidos por el Servicio Marítimo Provincial de la Guardia Civil cuando se encontraban en el mar territorial español a unas 11 millas al Sur de Isla Cristina (Huelva).

La Guardia Civil intervino los 73 fardos, la embarcación y los motores -que carecían de número de serie o de cualquier signo identificativo-, así como un GPS, un teléfono satélite, un teléfono satelitario y seis teléfonos móviles que fueron hallados en el interior de la embarcación.

Los 2.182 kilogramos netos de resina de cannabis intervenidos hubieran alcanzado en el mercado ilícito un precio aproximado de 3.425.740,00 euros.