EFESevilla

El director general de Turespaña, Miguel Sanz, ha afirmado este jueves que la seguridad es uno de los "grandes atributos del destino España" y, por ello, los gestores públicos "tienen que reforzar y proteger la marca España"

En una sesión de trabajo en el congreso Tourism Innovation Summit, que celebra su primera edición en Sevilla, Miguel Sanz ha explicado que la función de Turespaña durante la pandemia se ha centrado en transmitir confianza en que España es un destino seguro tanto a los operadores como a los países, y ha destacado el liderazgo turístico de España en el mundo al recibir más de 84 millones de visitantes en 2019.

Como destino líder, España también tiene que ofrecer el mejor nivel de servicios, según Miguel Sanz, quien ha subrayado que el turismo es una de las industrias más digitalizadas y de las que primero se incorporaron a los avances tecnológicos.

Ha recordado que desde que se declaró la pandemia Turespaña se puso a trabajar para reforzar la marca España y, en este sentido, ha indicado que, aunque en la primera ola de la pandemia, declarada en marzo pasado, el turismo fue un vector de contagios, en la segunda ola no ha sido uno de los grandes vectores gracias al trabajo desarrollado por el sector público y privada para generar confianza y aplicar protocolos de seguridad para evitar los contagios por coronavirus.

Sin embargo, el dirigente de Turespaña ha lamentado la postura de la UE sobre las cuarentenas y las prohibiciones para viajar porque España entiende que deben ser el "último recurso" y ha defendido crear modelos de seguridad sanitaria que permitan la actividad económica, en los ya se están avanzando, ha celebrado.

En el mismo foro ha intervenido el presidente del grupo hotelero Palladium , Abel Matutes, quien vaticinó una recuperación del turismo en torno a Semana Santa de 2021, aunque "no totalmente" ni como antes de la pandemia.