EFEMálaga

La Asociación de Viviendas Turísticas de Andalucía (AVVA) ha denunciado la "incomprensible discriminación" de la Junta en el reparto de ayudas a alojamientos turísticos "al excluir por completo a las viviendas turísticas, de manera injusta y arbitraria".

El presidente de AVVA, Carlos Pérez-Lanzac, ha lamentado este miércoles que el Gobierno andaluz "dé la espaldas a los profesionales, autónomos y pymes andaluces, que tributan y generan economía en Andalucía, en beneficio de las grandes compañías hoteleras a quienes riega económicamente con apoyos millonarios".

Se ha referido así al decreto ley de ayudas al sector turístico aprobado este martes por el Gobierno andaluz por importe de 72,8 millones de euros dirigidas a alojamientos (hoteles, apartamentos, campamentos y complejos rurales) para paliar los efectos de la crisis sanitaria sobre el sector.

AVVA ha rechazado que la Consejería de Turismo "menosprecie y maltrate" a un sector que "concentra más de la mitad" de las camas de alojamiento turístico de la región y que está para "atender la creciente demanda" en los mercados internacionales de viviendas turísticas y de turismo rural por su "mayor nivel de seguridad e intimidad" frente a las opciones de alojamiento "tradicionales y masivas".

Ha recordado que fueron "pioneros" al comienzo de la pandemia en poner a disposición de la administración andaluza sus alojamientos para que pudieran ser usados gratuitamente por sanitarios y personal que luchaba en primera línea contra el virus.

En cambio, "cuando se trata de repartir ayudas, nos olvidan por completo de la forma más dolosa e improcedente posible", a pesar de ser un sector que genera 1.200 millones de euros en Andalucía, de los que el 63 por ciento repercute en el comercio de proximidad, la restauración, el alquiler de coche y servicios locales similares, ha subrayado AVVA.

La organización que representa a las viviendas turísticas en Andalucía ha añadido que "miles de empleos y de familias" que dependen de este sector de forma directa o indirecta ven como la Junta, "con su consejero de Turismo a la cabeza", les "niega el pan y la sal en favor de las grandes corporaciones hoteleras".

AVVA, que representa en la actualidad a 9.000 viviendas turísticas y cerca de 45.000 plazas de alojamiento, advierte que no va a "consentir" esta situación por lo que "alegaremos -avanza- a la administración".