EFESevilla

La mayor efectividad del Sevilla, que aprovechó sus pocas ocasiones e hizo dos goles, uno en cada parte, le dio el derbi del Benito Villamarín (1-2) ante un Betis que logró empatar antes del descanso y lo intentó otra vez en la segunda pero no supo hacerlo.

El conjunto de Julen Lopetegui controló más en la primera y en la segunda, tras el 1-2, fue muy conservador en su juego, lo que le dio el premio de los tres puntos ante un adversario, el que entrena Joan Francesc Ferrer 'Rubi', que no supo aprovecharse de que tuvo más el balón en la recta final.