EFECOMMadrid

El grupo Abengoa ganó 15,3 millones de euros en el ejercicio de 2020, frente a las pérdidas de 487,6 millones de euros que tuvo el año anterior, según las cuentas anuales que ha enviado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) el administrador concursal de la compañía, actualmente en concurso de acreedores y con un rescate solicitado a la SEPI.

La cifra de negocio fue de 9,72 millones de euros, un 36 % menos que en el año 2019.

Por áreas geográficas, la práctica totalidad de la cifra de negocios (9,68 millones de euros) provino de fuera de la UE.

En cuanto a los negocios, el de Ingeniería y Construcción tuvo unos ingresos de 1.007,9 millones de euros (un 15 % menos) y el de Infraestructuras de tipo concesional de 242,6 millones de euros (un 21 % menos).

El negocio de Ingeniería y Construcción redujo sus pérdidas un 80 %, al pasar de 615,25 millones en 2019 a 121,49 millones en 2020; mientras que el resultado del de Infraestructura de tipo concesional también se redujo un 73 %, al registrar un saldo positivo de 18,55 millones en 2020 frente al de 70,79 millones en 2019.

La plantilla media de Abengoa también se redujo un 19 % y pasó de 14.399 empleados en 2019 a 11.641 en 2020.

Las remuneraciones de los consejeros también se redujeron un 62 %, hasta 1,39 millones de euros en conjunto; mientras que las de los directivos lo hicieron en un 45 % y pasaron, en conjunto, de 4,4 millones en 2019 a 2,39 millones en 2020.

Las deudas con entidades de crédito y obligaciones u otros valores negociables aumentaron un 0,8 % y pasaron de 3.906 millones de euros a casi 3.940 millones; mientras que el patrimonio siguió siendo negativo en 2020 en el entorno de los 5.000 millones de euros.

Los resultados se han dado a conocer en un momento en que Abengoa pedirá permisos a sus acreedores para aceptar la oferta vinculante presentada por el fondo de inversión estadounidense Terramar, que está condicionada a que la SEPI conceda a Abengoa la ayuda solicitada y la banca nuevas líneas de avales.

La tramitación de la solicitud de ayuda por 249 millones de euros presentada el pasado 17 de marzo ante la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) con cargo al Fondo de Apoyo a la Solvencia de las Empresas Estratégicas continúa.

La oferta de Terramar, que caduca el próximo 31 de diciembre, incluye 200 millones de euros -60 millones en capital y 140 millones en créditos- y eliminaría, en caso de ser aceptada, la financiación interina para sustituirla por una financiación a largo plazo sujeta al cumplimiento de determinadas condiciones.