EFESevilla

Adelante Andalucía ha denunciado este martes el "incomprensible agravio" a más de 150 profesionales sanitarios del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla al "reducirles la nómina u obligarles" a devolver días por haber estado en cuarentena tras combatir el COVID-19 en las UCI.

Esta formación asegura que los sanitarios de la unidad de gestión de críticos, UCI de trauma y UCI de este hospital que han estado desarrollando su actividad laboral en la Unidad COVID han sido obligados a permanecer confinados en casa como medida de prevención.

Conforme se iban reduciendo el número de pacientes en la citada unidad y a la espera de que les hicieran las pruebas diagnósticas y se comprobara que daban negativo en el coronavirus pasaban a atender a pacientes no positivos en COVID-19 y desarrollar su actividad profesional en otros servicios, ha explicado el diputado Ismael Sánchez.

Por ello, ha denunciado que el "confinamiento forzoso ha tenido una repercusión negativa" en las nóminas de estos trabajadores que han dado negativo en coronavirus, ya que estos días que han permanecido confinados aparecen como no trabajados y por tanto, no han sido retribuidos.

"Ni se contemplan las noches ni festivos que tenían que haber trabajado en condiciones normales. Para colmo,- insiste el diputado-, la dirección del hospital obliga a la plantilla a devolver esos días, pese a que no se trata de un descanso solicitado por el personal, algo del todo inadmisible", ha subrayado.

Ante esta situación, Adelante Andalucía ha registrado una iniciativa parlamentaria con el objeto de que el Consejero de Salud, Jesús Aguirre aclare si esta decisión ha sido tomada por la gerencia del hospital o son indicaciones de la cartera que dirige.

Sánchez exige solucionar esta problemática que genera un trato injusto hacia el personal sanitario afectado y esgrime que "no es admisible que se maltrate así a los profesionales que han estado en primera línea en la lucha contra la pandemia".