EFESevilla

La Policía Local de Sevilla desalojó en la madrugada de ayer una sala karaoke en la que había concentradas 81 personas, nueve de ellas menores de edad (de 10 a 15 años), que no respetaban ninguna de las normas estipuladas para evitar los contagios de covid-19.

En sus redes sociales, la Policía ha informado de que poco antes de la una de la madrugada detectaron que en una de las naves de la calle Transporte, en el Polígono Industrial Carretera Amarilla de la capital, se concentraban gran cantidad de vehículos estacionados y se oía música y cánticos en el interior de la misma.

Cuando los agentes accedieron al interior, comprobaron que se trataba de una actividad que dispone de diferentes salas para realizar karaokes, juegos de mesa o apuestas, al tiempo que consumían comida y bebidas alcohólicas.

En las salas se contabilizaron 81 personas, nueve de ellas menores de edad (10 a 15 años), sin respetar la distancia de seguridad, muchos sin mascarillas, fumando tabaco y cachimbas, así como consumiendo bebidas alcohólicas, además de carecer de ventilación, lo que aumenta el riesgo de contagio.

Los agentes formularon denuncias individuales a cada una de las personas asistentes por los incumplimientos detectados sobre las medidas sanitarias.

El local fue precintado entre otras causas por dispensar alcohol a menores de edad, comprobando los agentes que estaba compuesto de distintas salas que se alquilan por separado y dispone de habitaciones en su planta alta para pernoctar.

Todas las personas que estaban en el establecimiento son vecinos de Sevilla y de origen chino.